La droga versus Los Intocables de Eliot Ness

402

Los Obispos argentinos instalaron en la agenda nacional el tema con su declaración “El drama de la droga y el narcotráfico“. Una declaración valiente, profética, que no se quedó en las medias tintas a que nos tienen acostumbrados con sus mensajes, los cuales muchas veces hay que leer entre líneas para terminar de entender lo que quisieron decir. Aquí se jugaron y dijeron cuatro o cinco verdades evidentes para todos pero que nadie (a excepción de Liliata Carrió) se atreve a decir en voz alta.

Me impresionó esta frase:

“Lo que escuchamos decir con frecuencia es que a esta situación de desborde se ha llegado con la complicidad y la corrupción de algunos dirigentes. La sociedad a menudo sospecha que miembros de fuerzas de seguridad, funcionarios de la justicia y políticos colaboran con los grupos mafiosos. Esta realidad debilita la confianza y desanima las expectativas de cambio. Pero también es funcional y cómplice quien pudiendo hacer algo se desentiende, se lava las manos y “mira para otro lado”.”

Y me acordé de la película Los Intocables. Hay dos escenas que me encantaron. Una la del cochecito que va cayendo en medio de la balacera. Otra esta, que aprovechando que es viernes de video, se las comparto:

 

https://www.youtube.com/watch?v=H5926lyEpKc

 

En dos minutos y segundos el director dice muchas cosas. Comienza la escena en la oficina del policía que ha creado un equipo para meter preso a Al Capone, jefe de la mafia que vende clandestinamente licor (léase droga). Para eso Eliot Ness conchabó a un policía viejo que por no caer en la corruptela lo habían destinado, a pesar de su edad, a vigilar las calles. Juntos buscaron a un estudiante a punto de graduarse de policía, lo cual indicaba que todavía no había entrado en la “trenza” con el delito organizado. Completó el equipo un agente de lo que sería para nosotros la Afip (que fue en definitiva quién metió preso a Capone por el delito de evasión de impuestos… un signo interesante es que en estos días una periodista denunció en un organismo continental la falta de libertad de prensa en Argentina fue a los dos días investigada por sus pagos de impuestos… bue… sigamos).

En la escena el policía veterano de las calles los invita a hacer la primera redada para sacar de la calle un cargamento de licor (léase droga). Distribuyen las escopetas y entra el contador comentando que ha encontrado algo como para actuar. En ese momento tiene la escopeta y los papeles, uno en cada mano… los mira… y se decide a actuar con las armas (ya sabemos que luego tendrá más eficacia su acción con los papeles… pero en ese momento la trama de la película pedía esa opción primera).

Salen a hacer la redada de la sede central de la Policía de Chicago. Cruzan la calle y se paran en la Biblioteca Pública. Miren de nuevo el video desde el minuto 0.53 al 1.28 Eso es lo que más me impresionó de esta película. Cuando les dicen que van a hacer una redada Eliot y el Contador miran atrás, es decir al edificio policial distante a unos cincuenta metros, y luego miran el edificio de la ¡Biblioteca Pública en el centro de Chicago!!! Pregunta entre sorprendido e incrédulo: ¡¿aquí?!!

La respuesta del veterano policía conocedor de las calles es todo un signo de la presencia del delito entre nosotros. Dijo:

“Señor Ness, todo el mundo sabe dónde está el alcohol. El problema no es encontrarlo. El problema es encontrar a quién quiera traicionar a Capone.”

¿Quien de nosotros puede decir que no sabe dónde y quién vende drogas? El tema es quién tiene que hacerse cargo del problema. Los obispos dijeron que somos una sociedad organizada (Estado) en la cual tenemos un poder ejecutivo que lleva adelante políticas de estado y ejerce el uso de la violencia para mantener el orden (léase policía) que está basado en las leyes que otro poder del estado dicta (legislativo). Y completa este tandem de nuestro estado el poder que juzga a quienes se ponen al margen de esas leyes comunes. Así nos hablaban del tema:

“La complejidad de este tema es tal que solo será abordado eficazmente por medio de amplios consensos sociales que deriven en políticas públicas de corto, mediano y largo alcance. Pero perseguir el delito es tarea exclusiva e irrenunciable del Estado. Recogemos también la preocupación por la desprotección de nuestras fronteras, y por la demora en dotar de adecuados sistemas de radar a las zonas más vulnerables.

Lamentamos que el organismo del Estado dedicado a coordinar las políticas públicas en esta materia (SEDRONAR) lleve tantos meses sin tener su responsable designado.”

En el minuto 1.44 hay una advertencia: “Si cruza esta puerta ahora entrará en un mundo lleno de problemas, del que no se puede retroceder, ¿entendido?”. En estos días muchos periodistas tocaron el tema y debatieron ampliamente.A la semana de las elecciones en que perdió el oficialismo en todos los grandes centros urbanos siguió la semana de el “triunfo sobre la Corpo” a través de la sentencia de la Corte Suprema. Esta semana estuvo signada por el tratamiento de la problematica de la droga (¿venganza de los medios y de la oposición a la cual le robaron el goce del triunfo electoral? No se). La semana que viene estará muy marcada por el regreso de la Presidente de los argentinos al ejercicio del poder… ¿nos olvidaremos de el tema del narcotráfico y seguiremos como si nada pasara? Espero que no. Ustedes… ¿qué opinan?

 

Tu opinión nos interesa.

Ingrese su comentario
Entre su nombre aquí