Iglesia y dictadura

407

Hace un tiempo charlando con un joven, que quería crecer en su fe pero le costaban algunas cuestiones morales propias de su edad, me confió algo que le preocupaba. El problema era que él tenía muy en claro las cosas que la Iglesia, en el nombre de Jesús, le enseñaba. Pero como le costaba vivirlas, la tentación grande era buscarse un cura que le suavizara las cosas de tal manera que terminara con la sensación de que lo suyo no era pecado sino solamente una suave fragilidad humana. Y de esos curas hay, son escasos, pero hay, me decía. Este joven tenía en claro la Palabra de Dios y se daba cuenta de que estaba actuando contra las enseñanzas de su Madre, la Iglesia: desde allí también entendía que lo que le decía ese cura no eran más que opiniones e ideas propias, muy alejadas del Magisterio.

Lo me contaba este joven lo puedo decir de otra manera: “habemos curas para todo tipo de cosas, aunque la mayoría aplastante hace las cosas bien y en silencio”. El problema es que unos pocos hacen mucho ruido. El otro problema es que frecuentemente los medios hacen mucho más ruido sobre datos falsos o no informan cuando la ley dice que el resultado de la acusación es favorable al reo “consagrado”.
Disculpen tanta perorata, pero es el marco en el cual quiero dar mi opinión sobre el juicio y la condena a Von Wernich. Antes que nada debo ser sincero: no vi ni leí nada sobre el juicio porque se hizo con una morbosidad informativa que, a esta altura de mi vida, me empacha. Eso no quiere decir que no sepa de que se trata y los cargos por los cuales se lo condenó a prisión perpetua. No quiero hablar sobre este sacerdote en particular, sino sobre la Iglesia en general, especialmente a partir de las declaraciones de grupitos de izquierda y de las madres y abuelas de la plaza luego del fallo.

Antes que nada, me parece tonto pero debo aclararlo: yo soy católico y acepto todas las enseñanzas de la Iglesia provenientes de Jesús, el Maestro. Y eso incluye el uso de la violencia y la tortura. Esto para que no me califiquen sin, por lo menos, leerme.

En este contexto me siento identificado con las expresiones de la Comisión Permanente de la Conferencia Episcopal Argentina. “La Iglesia en la Argentina está conmovida por el dolor que nos causa la participación de un sacerdote en delitos gravísimos, según la sentencia del Tribunal Oral Federal Nº 1 de La Plata.” Conmoción y dolor porque hay cosas que uno escucha que “podrían haber sucedido”, pero no tiene pruebas fehacientes de ello, (por mi edad). Conmoción y dolor por los crímenes ocurridos durante esa década negra que fue la del setenta. Pero mucha más conmoción y dolor porque un hermano sacerdote, por lo menos, los avaló con su presencia y su palabra, y así obró “errando o pecando gravemente contra Dios, la humanidad y su conciencia”.

Volviendo al ejemplo del comienzo, creo que no se condenó a la Iglesia sino a un miembro de la Iglesia. Uno de esos sacerdotes que son fieles a sus ideas y a las doctrinas humanas (DP 547-549 ss)  y se olvidan de la enseñanza del Maestro. Para mí es doloroso constatar que hubo sacerdotes que avalaron la represión. Como también es doloroso saber que otros sacerdotes incentivaron la violencia desde el arco ideológico opuesto. Espero que se pueda hacer realidad lo que dijeron los Obispos: “creemos que los pasos que la justicia da en el esclarecimiento de estos hechos deben servir para renovar los esfuerzos de todos los ciudadanos en el camino de la reconciliación y son un llamado a alejarnos, tanto de la impunidad como del odio o el rencor.”

1 Comentario

  1. Gracias Padre por esta tu mirada, pero me parece que vos tenes mas para enseñarnos, es como que me quedé con ganas de seguir leyendo.Que el Señor recompense tu obra.

  2. Gracias Padre por su pronta respuesta, yo me siento parte de la Iglesia y es muy dolorosa toda esta situación. Pero estoy convencido que sacerdotes como estos son muy pocos gracias a Dios. Que el Señor te acompañe a vos y a tantos santos sacerdotes como vos que peregrinan por el mundo y derrame abundantes bendiciones sobre ustedes.

  3. Padre, me parece que su opinion dista mucho de la realidad.
    El que toda violencia sea de por si condenable, obviamente es una infantil simplificacion:
    Por empezar aqui en Argentina hubo un ataque sistematico contra la sociedad argentina con actos terroristas demasiado conocidos. Ante esto, esta sociedad se defendio como correspondia: reprimiendo (no es una mala palabra). Con declaraciones y oraciones no bastaba para terminar en forma rapida con la plaga marxista.
    Otra cosa es la "forma" en que se desarrollo esa represion. En muchos casos (no en todos) se lo hizo de una manera que hace presumir que quienes tuvieron esa responsabilidad (Videla y compañia) pensaban que era un mero juego de ladrones y policias, tal vez porque pensaban aquello de que muerto el perro se termino la rabia. Hoy quienes fueron derrotados estan en el poder! Es que la subversion marxista no es simplemente el terrorismo asesino, sino fundamentalmente una cultura cristiana como la argentina destruida, traicionada y vilipendiada. De hecho la destruccion del alma de la Argentina se acelero con la "democracia estable y eficiente" (como le gustaba decir a la Junta Militar). Y eso es lo que los mandos militares de la epoca nunca entendieron. Y da a entender tambien, que muchos de los que se dicen anticomunistas, en la practica no tienen nada que envidarle al materialismo de los seguidores de Lenin, Trosky, etc.Ya sea porque los metodos con los cuales reprimieron "ilicitamente" en algunos casos no distaron mucho de los que se usaron por ejemplo en la Cuba castrista, ya sea porque en el manejo economico, politico y cultural, fueron aburguesados materialistas que no tuvieron empacho en provocar las politicas antinacionales (deuda externa por ejemplo) que se les antojara. La democracia que siguio hasta hoy es hija legitima de ese Proceso Militar, con sus mismas causas y sus mismos efectos, solo que potenciando nuestra decadencia en forma asombrosa.
    Pero la cuestion central pasa porque me asombra que un sacerdote afirme que la violencia es solo un modo de mantenerse en el poder o de mantener el statu quo. Cuando la violencia, ejercida por ejemplo por la autoridad legitima, esta en funcion de un servicio a la comunidad, cuando se la defiende de agresiones. Esta violencia necesaria fue la que se ejercio contra Montoneros, Erpianos, etc que quisieron convertir a Argentina en una Vietnam. Y fue un acto de servicio quien la ejercio (aun eliminando fisicamente al agresor cuando era necesario). Por supuesto que no fue un servicio quien lo hizo manchando su uniforme y su alma cometiendo crimenes. Pero eso no convierte a guerrilleros en santos ni en simples jovenes idealistas (salidos muchisimos de ellos de colegios y grupos que se decian catolicos dicho sea de paso)
    Lo dice el Catecismo en el 2266 "La preservación del bien común de la sociedad exige colocar al agresor en estado de no poder causar perjuicio. Por este motivo la enseñanza tradicional de la Iglesia ha reconocido el justo fundamento del derecho y deber de la legítima autoridad pública para aplicar penas proporcionadas a la gravedad del delito, sin excluir, en casos de extrema gravedad, el recurso a la pena de muerte. Por motivos análogos quienes poseen la autoridad tienen el derecho de rechazar por medio de las armas a los agresores de la sociedad que tienen a su cargo.

    Las penas tienen como primer efecto el de compensar el desorden introducido por la falta. Cuando la pena es aceptada voluntariamente por el culpable, tiene un valor de expiación. La pena tiene como efecto, además, preservar el orden público y la seguridad de las personas. Finalmente, tiene también un valor medicinal, puesto que debe, en la medida de lo posible, contribuir a la enmienda del culpable (cf Lc 23, 40-43)."

    Si Videla y compañia hubiesen hecho caso de esta enseñanza de la Iglesia, hoy la victoria sobre el marxismo seria considerado por las personas de bien como una guerra limpia y justa ganada a los esbirros del comunismo internacional, que usaron a simples muchachitos de la epoca como carne de cañon para sus diabolicos proyectos.
    Me imagino que se escandalizara de mis pocas "politicamente correctas" palabras. Pero a seguro que se escadalizara usted aun mas cuando lea este intercambio de telegramas historicos:

    Burgos, 1. Su Santidad el Papa Pío XII ha dirigido al generalísimo Franco el siguiente
    telegrama:
    Levantando nuestro corazón al Señor, agradecemos sinceramente, con V.E., deseada
    vixtoria católica España. Hacemos votos para que este queridísimo país, alcanzada la
    paz, emprenda con nuevo vigor sus antiguas y cristianas tradiciones, que tan grande le
    hicieron. Largos sentimientos efusivamente enviamos a Vuestra Excelencia y a yodo el
    noble pueblo español nuestra apostólica bendición. Papa Pío XII.

    El Generalísimo Franco ha contestado a su vez el telegrama del Papa con el siguiente:
    Intensa emoción me ha producido paternal telegrama de vuestra Santidad con motivo
    victoria total de nuestras armas que en heroica cruzada han luchado contra enemigos
    de la Religión, de la Patria y de la civilización cristiana. El pueblo español, que tanto ha
    sufrido, eleva también, con Vuestra Santidad, su corazón al Señor, que le dispensó su
    Gracia, y le pide protección para su gran obra del porvenir, y conmigo expresa a
    Vuestra Santidad inmensa gratitud por sus amorosas frases y por su apostólica
    bendición, que ha recibido con religioso fervor y con la mayor devoción hacia Vuestra
    Santidad. Francisco Franco, Jefe del Estado Español.

    Que tal? Entonces no toda violencia es ilicita. Bravo por Franco y Pio XII (de feliz memoria)

  4. Estimado Felipe: Dejo tu comentario como testimonio porque expresa lo que sienten vos y un grupo de católicos, aunque no lo comparta.
    En primer lugar, te aclaro que este blog tiene más de 550 entradas, de las cuales una cien serán citas y el resto elaboración propia. La lógica es la del hipertexto: se producen enlaces para que se pueda hilvanar el pensamiento. No es como un libro escrito, que tiene una secuencia de páginas y capítulos. Por eso en algún momento te sugerí que leyeras tal link (que a su vez te llevaba a otros) para que sepas lo que pienso de tal tema. Me dijiste que no te interesaba lo que yo opinaba, que te bastaba conocer la Biblia y Santo Tomás… bueno… te soy sincero… desde ese momento se me fueron las ganas de charlar digitalmente con alguien al que no le interesa lo que digo. Sobre todo, porque no tengo ganas de volver a escribir lo que ya está escrito (para eso está todo el blog a disposición del lector)
    Por otra parte, te recomiendo que profundices en la distinción entre bien y mal; justificación del mal y justificación del malo; mal menor tolerado (pero no justificado). Yo a todo esto lo aprendí de la Summa Theológica (soy un ferviente admirador y lector del gordito Aquinate, como dije en alguna entrada). Desde allí podrás entender que la violencia es siempre un mal que no puede ser justificado. En algunos casos (guerra justa, defensa propia) es un mal menor que es tolerado: pero como sigue siendo un mal la Iglesia lo apaña con tantos consejos que sus circunstancias son puntuales y concretas y, por eso, se debe llegar desde la prudencia (todo esto es lenguaje técnico tomista, así que supongo que no tendrás problemas de entenderme correctamente).
    Junto a esto, te recomiendo leer del "Compendio de la Doctrina Social de la Iglesia" todo el capítulo undécimo, sobre todo los números 497 al 515 Si no lo tenés, podés leerlo desde esta dirección: http://www.vatican.va/roman_curia/pontifical_councils/justpeace/documents/rc_pc_justpeace_doc_20060526_compendio-dott-soc_sp.html#LA%20PAZ:%20FRUTO%20DE%20LA%20JUSTICIA%20Y%20DE%20LA%20CARIDAD
    Bendiciones sapienciales.

  5. Estoy de acuerdo con los comentarios suyos. Por eso, aunque no le guste Franco y Pio XII y su actitud frente al comunismo en España (con su hermosura de 13 obispos asesinados por ejemplo) es bueno recordar la recomendacion de los Obispos españoles frente a esa guerra con su carta colectiva. El problema es que en nuestro pais nunca la Iglesia hablo claro sobre el tema como si lo hicieron sus pares españoles (hablar claro durante la decada de los 60 y 70) Se entiende que varios obispos y curas apañaban a esa guerrilla (no es secreto). Se sabe que el padre Alberto Ezcurra (perdon si lo nombro, sospecho de que para muchos es una pesadilla) dejo unas instrucciones (que ahora recien se publican) como para dejar en claro a los militares como debian de proceder en caso de enfrentarse a la dificil tarea de combatir a los irregulares rojos. Pero esa instruccion quedo en algun despacho, durmiendo. Y vino lo que vino. Hay otros curas que alentaron la guerrilla, llevando a multitud de jovenes a la muerte, mientras ellos siguieron su comoda vida de curas en las congregaciones que acabaron de destruir. Otros terminaron gozando de la calidez de alguna mujer antes de cumplir su deber. Esa es la triste historia de ese periodo que se la llamo "primavera de la Iglesia" que aun no terminamos…..yo prefiero a los martires españoles y mejicanos, capaces de pagar hasta el ultimo precio. Que distancia no???
    A proposito….deseo que usted este entre estos ultimos. Rezo por eso.

  6. Si, yo puedo hacer otro con otras citas del Magisterio (agregando tambien las pre conciliares que brillan casi por su ausencia). Es un repertorio de citas, sacadas de discursos, alocuciones e intervenciones aisladas, que no tienen demasiado orden. Ya habia leido (o por lo menos recorrido) este Compendio. Siguen pecando muchos cristianos de optimismo sobre el mundo moderno (y la post modernidad).Como si la paz de la masonica ONU sea la Paz de Cristo. Asi nos va! Lo digo de una para que no quede ningun tipo de dudas: Un compendio de la doctrina social católica que no se proponga como objetivo el reconocimiento de la Realeza Social de Jesucristo está llamado a fracasar y a confundir más aún a los fieles. ¿Cuál será la colaboración interreligiosa en orden devolver a Cristo su reinado sobre la sociedad, unico modo de alcanzar, aunque imperfectamente en la tierra, la verdad, la justicia y la paz sociales? O es que acaso la doctrina social no es una aplicación al orden público de los principios del Evangelio. Y aún admitiendo la cooperación con personas de buena voluntad en algunos campos de la vida social que afectan el bien común, ¿debe ser esta cooperación interreligiosa el centro de la doctrina social catolica?
    Estas reflexiones no son mias…pero las hago mias.
    Seguiremos pecando de ingenuidad?
    FELIPE

  7. Me parece leer que para vos el Magisterio termina con Pío XII. Desde Juan XXIII (incluido el concilio) es algo a ser evitado ya que es producto de un contubernio con la masonería que ha recalado al interior de la Iglesia. De esto se salvan cuestiones puntuales que estén de acuerdo con lo que sostenés vos. ¿Es así o me pareció que era así?

  8. No dije eso. No soy sedevacantista. Pero que los muchos (no todos) los textos del Concilio como algunos (no todos) los textos del magisterio moderno han tenido tremendas cantidades de ambiguedades es un hecho facilmente constatable. Vease el excelente libro del suizo Romano Amerio "Iota Unum", sencillamente implacable!! Y un autor sospechosamente ignorado en el orbe catolico "oficial" . Sobre este autor le recomiendo http://eltestamentodelpescador.com/romano-amerio/
    Insisto con esto, porque sino no se explica la cantidad de discusiones "interpretativas" que ha habido en estos tiempos. No pasaba lo mismo con el magisterio anterior, que no deba pie a doble interpretacion, sencillamente porque eran hechos con una pulcritud total. No creo que este caos doctrinal, producto de este proceso de presentar el magisterio de esa manera, sea algo bueno, ya que trae confusion.
    Por otra parte, y para no extenderme, podria yo cuestionar a este Compendio (que no es el magisterio) en forma inversa: parece que el Magisterio empieza por Juan XXIII ! Y somos sedevacantistas a la inversa (hasta Pedro?)
    A proposito….que tiene que ver esto con el tema "Iglesia y dictadura"? Porque todavia no entendi en que no esta de acuerdo. Me gustaria saberlo, y que la gente tambien se entere, asi aprendemos todos. Espero su respuesta.
    Felipe

  9. "Dejo tu comentario como testimonio porque expresa lo que sienten vos y un grupo de católicos, aunque no lo comparta."
    Eso es lo que expreso usted…en que no lo comparte?

  10. Entiendo que no simpatiza con una guerra contrarrevolucionaria contra el comunismo (situemonos en la decada del 70)…seguro que hubiese habido confiado en una "Mesa de Dialogo" quien hubiese sido el Fidel argentino?) . Entre la propuesta de leer ese "collage" llamado Compendio y su falta de raealismo politico, ahora entiendo porque la Iglesia anda como anda. Para no ir muy lejos, la Iglesia de Parana acaba de ser participe del papelon de la decada, en el reciente "Encuentro", las mujeres tucumanas aventajaron en numero a las paranaenses… capaz que es tambien una inspiracion del Espiritu Santo, porque las paranaenses si que saben reconocer los signos de los tiempos?? O no es mas bien una demostracion de que una pastoral "pastelera" (como diria el inolvidable Meinvielle) trajo como consecuencia directa esto?. Se sabe que las directivas (expresas) del Obispo para que las parroquias se preparen para el encuentro, cayeron en saco roto en muchisimos casos (o mas bien duermen en algun cajon de algun despacho parroquial)..eso si…aqui no hay desobediencia!!!

  11. Felipe ¿¿¿jugaste alguna vez a la rayuela??? bueno si es sí…tené cuidado no sea que te pases de cuadro , pises la raya o te pases de la raya.
    Jesús dijo: " no mires la paja en el ojo ajeno, mas bien mira el tronco que hay en el tuyo"….
    El jugarse por algo tiene tambien límites…NO TODO VALE…reconocer errores es de valientes, escuchar al otro y agradecer es de generosos.
    Yo interpreto en tus escritos , agresión, acusación y hasta como desprecio. De verdad me gustaría mas sentir que tenes dolor por el no amor a Dios de muchos católicos incluídos algunos clerigos, si vos lo ves así . Me llenaría el corazón que sientas dolor por el pecado del hermano y no bronca, porque aunque digas que no tus escritos destilan eso. Dios te bendiga y te guarde y su luz brille para ti.

  12. Pila, esto es serio. No se trata de una rayuela sino de una realidad mucho mas dolorosa y tragica. Lo que paso en los 70 (de eso estabamos hablando por aca) no tiene nada de gracioso. Y la realidad es que por accion u omision, y gracias a la pesima pastoral "pastelera" por un lado y la terrible traicion de otros que jugaron a ser "liberadores" hubo un baño de sangre en Argentina. Y lo peor es que todavia no aprendimos y seguimos haciendonos los vivos.
    Eso esta vedado decirlo? Duele? A mi si me duele. Explicame como puedo decir esto de un modo que agrade tus oidos.
    Estabamos hablando del enorme tronco que tenemos nosotros como Iglesia, esta mal decirlo? Es tabu?
    No tengo idea de que edad tengas Pila. Pero si sos joven, es porque evidentemente no has leido nada de lo que paso en esos años, y parece que el Padre tampoco. Si sos una mujer entrada en años, tendrias la obligacion de saberlo.
    De eso se trata, del enorme TRONCO que tenemos en nuestra vista y que parece que no nos deja ver. Tal vez prefieras esconder tu cabeza como el avestruz y decir "aqui no pasa nada". Hacelo. Yo no! Para algo Dios me dio ojos y cerebro. Al menos para algo lo voy a utilizar. Y si a veces mi lenguaje es de indignacion… no tengo capacidad para simular otro sentimiento! No puedo ser tan falso!
    Me gustaria por otra parte, y al margen de que no te guste mi lenguaje, que aportes alguna reflexion que pruebe otra cosa distinta, asi me haces dar cuenta que equivocado estoy. Vos posiblemente puedas ver mejor que nosotros!
    Felipe

  13. Mi querido Felipe , soy una mujer entrada en años y se de que se trata todo eso y no me olvido, pero creo que alimentando el odio no vamos a mejorar. Me duele el corazón cuando escucho chicos de 20 – 25 años hablar con tanto odio de lo que pasó , simplemente porque se lo contaron y no tienen capacidad de mirar hacia el futuro y utilizar la inteligencia y el tiempo y la juventud que Dios les está dando en crear cosas positivas.Mis hijos saben lo que pasó y no quieren que vuelva a pasar , por eso trabajan , respetan y cuidan a sus familias con mucho amor haciendoles ver la realidad.
    Además en nuestra historia no fue el único genocidio , hubo muchos en distintos momentos y no podemos quedarnos anclados en eso. Dios es quien hará verdadera justicia , yo quiero una Argentina en paz , con trabajo, con jovenes que sueñen con un futuro luminoso y para eso tenemos que ponerle el hombro todos.
    Mi teoria es la del amor, la paz, el perdón, el trabajo y aqui termino . Vos segui con la tuya ……………

Tu opinión nos interesa.

Ingrese su comentario
Entre su nombre aquí