Fin de ciclo

398

Ya estamos a un día de clausurar las actividades. En otras palabras… me voy de vacaciones el miércoles. La última actividad programada fue acompañar al Grupo Scout “Fogón del cielo” a su campamento de verano. Lo hicimos en un lugar que está a unos setenta kilómetros de Paraná llamado Molino Doll. Esta es la foto final:

Al rescoldo de la acampada

Este fue un año en verdad de prueba para este grupo. Tenían solamente dos dirigentes, Claudio y Jesica, que, acompañados por una Robert en servicio mantuvieron la llama encendida. En la foto hay cuatro lobatos, dos scouts, un raiders y dos roberts…

En el arrío final, antes de encomendar todo al Señor, les entregué a todos una semilla de paraíso. Les dije que esa semilla significaba dos cosas. En primer lugar el ciclo cumplido de un árbol que dio flores que se transformaron en frutos: es el signo de todas las actividades realizadas en el 2013 que estaban concluyendo en ese momento.

Pero también esa misma semilla era promesa de un futuro árbol: la esperanza anida en su corazón. Si se la planta y cuida con esmero esa vida nueva se haría realidad. Y a eso lo quisimos transformar en lo que tiene que ser el grupo “Fogón del cielo” para este 2014. Un grupo que, tarea mía, tenga más dirigentes capaces de llevar adelante la tarea y, a la vez, tarea de todos los presentes, con más niños y jóvenes en las actividades semanales.

Y me voy…

Desde el 15 al 31 de enero me voy de vacaciones. Una semana la pasaré con mi papá en su casa, en Hasenkamp. Seguro que durante esos días voy a salir en una o dos tandas de pesca. Luego asesoraré una Convivencia con el Espíritu en la ciudad de La Paz, del 25 al 31. Ya les contaré en que ando… si tengo ganas de escribir… Si las ganas no vienen… se enterarán en algún otro momento… 😀

Por lo pronto, nos volvemos a encontrar en febrero. Con muchas cosas en agenda para este año. Junto a las tareas parroquiales, se sumará la preparación del 3° Sínodo de la Arquidiócesis de Paraná. Continuaremos con nuestro programa radial Concilium y ayer surgió la posibilidad de tener una columna semanal en otra radio, sobre la visión cristiana de los temas de actualidad. También, espero, para marzo tendremos ya editados una serie de 17 programas de televisión sobre la Lumen Gentium. De unos 18 minutos cada uno (se los compartiré semanalmente a través de mi canal de Youtube). Bueno… eso será luego de mis vacaciones.

Como diría Francisco: recen por mí.

Tu opinión nos interesa.

Ingrese su comentario
Entre su nombre aquí