Falleció el ex presidente Néstor Kirchner

375

La noticia nos ha conmovido a todos. A quienes lo admiran y lo siguen. Y al resto, entre los que me cuento, que no coincidíamos con su manera de encarar las cosas. Pero, más allá de los afectos, es nuestro deber de cristianos el elevar nuestra oración al Creador para que se apiade de su alma. Ofreceré la intención de mi Misa de hoy por esto. Los invito a este mismo acto de caridad cristiana.

También, ahora más que nunca, debemos rezar por nuestra Argentina. Nos guste o no su figura, ha muerto alguien que producía cierto equilibrio hacia el interior de las fuerzas gobernantes. Ese equilibrio se ha roto y se desatará una lucha por el poder que será desencarnada (espero que sin violencia física y/o armada). Nuestros antecedentes me avalan para tener este temor. Por eso los invito a rezar la Oración por la Patria.

Junto a esto, es bueno que podamos meditar sobre el sentido de nuestra vida. Siempre el desencadenarse de lo definitivo nos hace descubrir las motivaciones del presente. Y, si estamos atentos, a la pregunta: ¿vale lo que hago? Les comparto el Salmo 90 que nos puede ayudar a ver las cosas desde la Oración, es decir, desde el que es el único Eterno.

Señor, tú has sido nuestro refugio a lo largo de las generaciones.

Antes que fueran engendradas las montañas, antes que nacieran la tierra y el mundo, desde siempre y para siempre, tú eres Dios.

Tú haces que los hombres vuelvan al polvo, con sólo decirles: “Vuelvan, seres humanos”.

Porque mil años son ante tus ojos como el día de ayer, que ya pasó, como una vigilia de la noche.

Tú los arrebatas, y son como un sueño, como la hierba que brota de mañana: por la mañana brota y florece, y por la tarde se seca y se marchita.

¡Estamos consumidos por tu ira y consternados por tu indignación!

Pusiste nuestras culpas delante de tus ojos, y nuestros secretos a la luz de tu mirada.

Nuestros días transcurren bajo el peso de tu enojo, y nuestros años se acaban como un suspiro.

Nuestra vida dura apenas setenta años, y ochenta, si tenemos más vigor: en su mayor parte son fatiga y miseria, porque pasan pronto, y nosotros nos vamos.

¿Quién puede conocer la violencia de tu enojo y ver el fondo de tu indignación!

Enséñanos a calcular nuestros años, para que nuestro corazón alcance la sabiduría.

¡Vuélvete, Señor! ¿Hasta cuándo…? Ten compasión de tus servidores.

Sácianos en seguida con tu amor, y cantaremos felices toda nuestra vida.

Alégranos por los días en que nos afligiste, por los años en que soportamos la desgracia.

Que tu obra se manifieste a tus servidores, y que tu esplendor esté sobre tus hijos.

Que descienda hasta nosotros la bondad del Señor; que el Señor, nuestro Dios, haga prosperar la obra de nuestras manos.

Creo que nunca debemos olvidar aquello de “recuerda que eres polvo y al polvo volverás”. Y actuar en consecuencia.

1 Comentario

  1. Muy bueno el comentario y hace un rato pensaba lo mismo que vos respecto a que ya vimos esta película (soy mas viejo) de la lucha por el poder. Tendremos que estar los cristianos y personas de buena voluntad, en TODOS los ambientes para poner serenidad, reflexión y diálogo

  2. Padre: no tomo lo que Ud. escribió como un comentario sino como una enseñanza, cómo rezar por una persona a la que no se conocía personalmente, pero conocida al fin por haber sido nuestro presidente, y más aún, no haber compartido nunca su ideología. Gracias por habernos orientado espiritualmente. Y no cabe ninguna duda que ante estos acontecimientos, nos hacemos preguntas: ¿Sirve lo que hago? ¿Soy un buen instrumento de Dios? Nuevamente gracias.

  3. Buenísimo Padre , de eso se trata el amor , que recibimos de Dios y que debemos dar a nuestros hermanos.

  4. Sé que tiene razón, padre, pero no podré. Por su injusticia y su violencia he visto sufrir demasiado a gente querida. Pero sí es un recordatorio para todos de la vanidad del dinero y el poder.

  5. Me dá lastima los que dicen "ya vimos esta pelicula",ya vimos lo que pasó anteriormente,los que prejuzgan.estoy convencida que la sociedad de hoy no es la misma,la respuesta de esa sociedad la vimos anoche,los miles de jovenes,agradecidos porque éste expresidente les devolvio las ganas de participar, de organizarse,de creer que se puede cambiar, de tener esperanzas,cosas que a mi generación nos borraron a puntapie de las botas.Y ésta mujer no es Isabel.como dijo un sacerdote anoche LOS POBRES ESTAN TRISTES,pero Sra Presidenta siga luchando por los que menos tienen.

  6. Como no van a estar agradecidos, si esta es una generación más de las tantas que fueron engañadas y usadas, esta juventud no sabe que para que ellos puedan vivir sin trabajar, hay otros jóvenes que fueron y son saqueados, osino informate, que paso en un montón de Cooperativas, formadas, en su mayoría, por trabajadores jóvenes, emprendedores y con espíritu de sacrificio,en la última campaña electoral se nesecitaba plata, y ya no se sabía de donde sacar, para los punteros, para las propagandas, etc, e inventaron causas, de la mano del presidente de las llamadas fábricas recuperadas, y los pobres "GILES" usando el vocabulario de la sra. presidenta, se quedaron en la calle, y sus vienes siguen siendo malversados por ellos, porque la justicia? bien gracias, hubo jóvenes que se suicidaron, y como el caso que me toca sufrir, un hermano con una familia destruida, y un problema siquiátrico irreversible,todo es un circo… lo único que se, es que este gobierno me robó la felicidad, y a mi madre de 81 años , sus últimos años de vida con tranquilidad.
    Hay que salir del cascarón y mirar lo que está pasando alrrededor.
    Otro dato? Éste jóven, aparte de ser el sosten de su familia, también lo era de mi madre y mio, ambas ciegas.
    Cuantas historias ocultas detras de la marchita, políticamente correcta.

    Rosa M Jara.

Tu opinión nos interesa.

Ingrese su comentario
Entre su nombre aquí