¿Se nace gay? ¿Existe el cerebro homosexual? ¿Hay datos empíricos que la ciencia nos puede proporcionar para apoyar esta afirmación? ¿Homosexual se nace u homosexual se hace?

Preguntas que no podemos, ni debemos, responder desde la teología o la filosofía. Tampoco hay lugar para opiniones de acuerdo a la propia postura ideológica. La respuesta debe venir desde la ciencia, ni más ni menos.

Les quiero compartir un informe aparecido en ConoZe.com. Alberto Carrara hace una descripción del estado de la cuestión al momento en el mundo científico. Esta es la manera como introduce su artículo:

Antes de enfrentar la cuestión si la homosexualidad sea una condición determinada por factores biológicos, es decir, una situación compatible con lo que se considera «normal» dentro de la naturaleza humana, hay que matizar algunas ideas.

Cabe precisar que una cosa es «sentir» una tendencia, la otra «consentir» y secundar esta tendencia con actos humanos deliberados. Puesta esta premisa, se podrían distinguir tres grupos de personas a las que nos referimos al hablar genéricamente de homosexualidad: los homosexuales «practicantes», es decir, los que teniendo una tendencia homosexual, realizan actos homosexuales. Después hay los homosexuales «practicantes», los que manifestando una tendencia homosexual, también la siguen con actos correspondientes. En tercer lugar, podríamos distinguir estos últimos de los homosexuales «practicantes gays», que además de vivir una vida homosexual completa, tienen una militancia social y política para defender y promover su estilo de vida.

Gran parte de los estudios científicos realizados para probar que la homosexualidad estaría determinada por factores biológicos y neurológicos, involucran activistas gays, es decir, personas humanas que además de percibir una tendencia sexual hacia personas del mismo sexo, también ponen en práctica actos homosexuales y militan en la sociedad para promover la bondad de su conducta.

En este artículo se tomarán en cuenta tanto algunos de los estudios que buscan descubrir la causa de la homosexualidad en general, cuanto algunos de los más relevantes estudios promovidos por el así llamado «movimiento gay». Estos últimos, por carácter proprio, están guiados por una fuerte ideología.

Lo demás (es decir, todo el contenido) dejo que lo lean directamente desde este link. Eso sí, quienes quieran encontrar argumentos teoógicos, filosóficos o ideológicos… abstenerse de la lectura y continuar con sus ideas preconcebidas.

Espacio de publicidad automática - No necesariamente estamos de acuerdo con el contenido
Artículo anteriorCirco Mariposa
Artículo siguienteDía del niño por nacer: derechos humanos para todos
Sacerdote. Párroco. Viejo bloguero que sigue utilizando las redes para evangelizar. En las buenas y en las malas... ¡hincha de River!