¿Existieron Adan y Eva?

744

Por problemas eclesiales de un escritor de divulgación teológica argentino ha salido a luz la discusión sobre la existencia histórica de Adán y Eva. Es una manera de abordar el libro del Genesis. Aunque no es la manera más correcta de aproximarse a su contenido.

Como se tratan de Libros Sagrados y, por eso, totalmente diversos de una novela o una tesis doctoral, conviene recordar algunos principios sobre la Inspiración Divina de la Sagrada Escritura y su interpretación. Para eso, que mejor que ir al Concilio Vaticano Segundo. El 18 de noviembre de 1965 fue propulgada, luego de arduos debates entre los padres conciliares, la “Constitución dogmática ‘Dei Verbum’ sobre la Divina Revelación“. Sería de mucho provecho si la releemos completa. Les traigo algunos párrafos.

El Capítulo III nos enseña que:

Las verdades reveladas por Dios, que se contienen y manifiestan en la Sagrada Escritura, se consignan por inspiración del Espíritu Santo.(11)

Esto trae como consecuencia que:

Como todo lo que los autores inspirados o hagiógrafos afirman, debe tenerse como afirmado por el Espíritu Santo, hay que confesar que los libros de la Escritura enseñan firmemente, con fidelidad y sin error, la verdad que Dios quiso consignar en las sagradas letras para nuestra salvación. (11)

En otras palabras: en la Biblia no hay necesariamente una verdad histórica (a la manera cómo se hace historia hoy) o una verdad científica. Lo que existe es una verdad salvífica. Por lo que no se puede aproximar a una lectura de la Revelación desde las “ciencias humanas” sino desde la “ciencia teológica”.

Pero esto no es todo.

Habiendo, pues, hablando Dios en la Sagrada Escritura por hombres y a la manera humana, para que el intérprete de la Sagrada Escritura comprenda lo que El quiso comunicarnos, debe investigar con atención lo que pretendieron expresar realmente los hagiógrafos y plugo a Dios manifestar con las palabras de ellos. (12)

Nos decía un profesor de Biblia (Enso Cortesse) que la Sagrada Escritura es como un regalo. Cuando lo recibimos debemos primero quitar el envoltorio a fin de encontrarnos con lo que el otro en verdad quiso darnos.

Para descubrir la intención de los hagiógrafos, entre otras cosas hay que atender a “los géneros literarios”. Puesto que la verdad se propone y se expresa de maneras diversas en los textos de diverso género: histórico, profético, poético o en otros géneros literarios. Conviene, además, que el intérprete investigue el sentido que intentó expresar y expresó el hagiógrafo en cada circunstancia según la condición de su tiempo y de su cultura, según los géneros literarios usados en su época. Pues para entender rectamente lo que el autor sagrado quiso afirmar en sus escritos, hay que atender cuidadosamente tanto a las formas nativas usadas de pensar, de hablar o de narrar vigentes en los tiempos del hagiógrafo, como a las que en aquella época solían usarse en el trato mutuo de los hombres. (12)

Y como la Sagrada Escritura es el “Libro del Pueblo de Dios”, una segunda indicación que completa a la primera:

Y como la Sagrada Escritura hay que leerla e interpretarla con el mismo Espíritu con que se escribió para sacar el sentido exacto de los textos sagrados, hay que atender no menos diligentemente al contenido y a la unidad de toda la Sagrada Escritura, teniendo en cuanta la Tradición viva de toda la Iglesia y la analogía de la fe. Es deber de los exegetas trabajar según estas reglas para entender y exponer totalmente el sentido de la Sagrada Escritura, para que, como en un estudio previo, vaya madurando el juicio de la Iglesia. Por que todo lo que se refiere a la interpretación de la Sagrada Escritura, está sometido en última instancia a la Iglesia, que tiene el mandato y el ministerio divino de conservar y de interpretar la palabra de Dios.(12)

En este contexto, ahora si podemos preguntarnos si existieron Adán y Eva.

1 Comentario

  1. Padre,

    es muy cierto y oportuno todo lo que Usted señala. Y en cuestiones como estas -y en todas- hay que darle la derecha a la evidencia que los sentidos recogen del mundo físico, es decir fósiles, ADN, etc.. Y al procesamiento de esta evidencia siguiendo las leyes de la lógica.
    Pero también es cierto que muchas veces, al leer sobre el estado actual de la Teoría de la Evolución, uno la encuentra tan llena de problemas, tan dependiente de probabilidades infinitesimales, de extrapolaciones no fundadas en evidencia concreta, que yo, realmente, no apostaría mi brazo derecho a la "no existencia" de un Adán y una Eva físicos y concretos. Les pondría al menos una fichita. Por las dudas.

  2. Creo que es muy bueno que usted padre aborde este tema…a mi me sirve mucho porque doy confirmación y estudio medicina, y es u tema que sale a relucir muchas veces.
    Disiento de Javier en su opinión sobre la teoría evolutiva, porque de todo lo que he tenido ocasion de estudiar he encontrado que es la manera mas acertada de ver el desarrollo no solo humano sino de la creación entera… Han pasado muchos años, pero aún nos vemos atados a la creencia de un mundo hecho en base a leyes inmutables, donde el universo es como es desde el principio de todo…(pensar que Einstein dijo que su teoría general estaba errónea porque no quería pensar que el universo esta en perpetuo cambio! no es este apego a lo fijo patrimonio de la religion…)
    y asi vemos que a medida que aprendemos y descubrimos mas como hombres de ciencia, que la fe en nuestro señor no puede ni debe ser separado de ella: nos da luz una a la otra para interpretar la verdad…como es en este caso, donde los personajes retratan las características de la humanidad entera y hablan del pecado original.

    despues de todo para el religioso Dios es el principio de todas las cosas, y para el científico es el final de todas sus reflexiones

  3. Malena,

    yo sólo digo que me guardo una fichita. Por si me mandan un "Hombre de Piltdown".
    Que yo sepa, hasta ahora, nadie, nunca, ha visto que algo macro-evolucione. Está teorizado. De pronto es gradual con Darwin, de pronto hay que explicar la explosión Cámbrica, la falta de formas intermedias. De pronto encuentran un T-Rex -extinto hace millones de años- con vasos sanguíneos no fosilizados (M. H. Schweitzer, et al., “Soft-Tissue Vessels and Cellular Preservation in Tyrannosaurus Rex,” Science 307).
    A veces en la ciencia pasan estas cosas. Si mal no recuerdo de la facultad, desde el experimento de Michelson-Morley, hasta la Relatividad Especial de Einstein, estuvieron como 20 años devanándose los sesos para ver como explicar las incosistencias.
    Pero hay que tomárselo con calma. A los defensores de la Teoría de la Evolución los veo con tanto pánico de que alguien les vaya a colar a Dios por la ventana, que parece que se envolvieran en la bandera "Evolución o Muerte".

  4. Muy interesante el tema, como dice Malena, ciencia y fe dan "luz una a la otra para interpretar la verdad". Lo que me gustaría saber un poco más es la cuestión del escritor de esta obra (que tampoco sé cómo se llama), porque hoy escuché en una radio católica que se trata de un ex-sacerdote, ya que el Obispo le pidió que se retractara de lo que había dicho en su libro, y él no lo hizo, por lo cual se vio obligado a "dejar los hábitos", "colgar la sotana" (o como se diga, ya que en verdad se es sacerdote para siempre no?
    No quisiera opinar antes de conocer más el asunto, pero me voy preguntando lo siguiente: si "en la Biblia no hay necesariamente una verdad histórica (…) o una verdad científica. sino … una verdad salvífica ¿vale esta discusión el despojo de un ministerio tan importante como el sacerdocio? Espero más información para hablar con más fundamento, gracias. Saludos.

  5. Disculpe, padre que lo ponga a lo que voy a decir, en unas imágenes bien gráficas. Cuando pienso en los primeros hombres, me imagino a un 'clan de homínidos'-según la ciencia, éstos monos eran nuestros parientes más cercanos- como a punto de extinguirse por X circunstancias: enfermedades, falta de alimentos, demasiadas confrontaciones entre los miembros de la manada… Y me imagino a Dios sintiendo compasión de estos animalitos que no encontraban salida a sus 'calamidades' más que la muerte. Ahí entonces, quizás uno de ellos, un macho posiblemente, 'se dio por vencido'y allí mismo, ante ese 'gesto' del animal dispuesto a sacrificarse por la manada, DIos le otorga la chispita de la racionalidad. Cambia cualitativamente su esencia: deja de ser un mero animal y da el salto pasando a ser persona humana, con miles y miles de años para evolucionar… Y allí, ese 'macho alfa' otorga un nuevo orden, un nuevo estatus a la manada entera, así como lo hacemos nosotros, personas civilizadas y evolucionadas, por medio de gestos, ritos, acciones, sonidos…
    ¿Muy ficticio? Para mi opinión, es una de las teorias más viables de la hominización.
    Adán y Eva fueron figuras icónicas, representativas, de toda una historia de hechos que nos dicen cómo se dieron los hechos. Seguro que existieron.

  6. Magnífica tu respuesta Padre! Hace bien.
    Hay gente, incluso sacerdote, que anda diciendo que en realidad no sirve hablar de Adán y Eva, de la creación tal como se relata en el Génesis porque no se sabe con certeza si existieron.
    Ahora me gustaría saber qué documento del magisterio puedo leer para cerciorarme de lo que la Iglesia enseña al respecto.

  7. Pues simplemente debes lees el Catecismo de la Iglesia Católica (http://www.vatican.va/archive/catechism_sp/index_sp.html)

    Basta lo dedicado a la “Catequesis de la Creación” (N° 282 al 289).

    Si quieres darle más contexto te haría bien leer desde el Párrafo 4 dedicado a Dios Creador hasta el párrafo 7 La Caída (N° 279 al 421).

    También es de mucho provecho leer el Catecismo completo 😀

  8. Lo único que nos debe importar, es el mensaje que nos quiere dar el hagiografo, haya sido de la forma que hayamos sido creados, la unica verdad absoluta es que DIOS NOS CREO de la forma en que haya sido eso es lo escencial.
    Por la simple razón que Dios es omnipotente y El hace lo que sele dala gana y nosotros nosomos nadie para cuestionarlo. saludos.

  9. Si el autor bíblico hubiese vivido en esta época (recordemos que no estuvo presente en el hecho de la creación) ¿habría escrito tal cual el génesis?….teniendo en cuenta los hallazgos innegables de la ciencia actual…. que las palabras del primer Papa nos animen a: “DAR RAZÓN DE NUESTRA FE”.

  10. Excelente su ponencia padre… este tema para mi fue siempre un dilema, puesto que desde niño siempre he sido una persona con un razonamiento muy lógico, pero a pesar de eso Dios me llamó a sus caminos y desde entonces le amo y le sigo… Para mi el libro del Génesis en como una receta que si unimos todos los ingredientes nos da un resultado: DIOS HA CREADO TODO CUANTO EXISTE. En este libro esta Dios como autor principal, El Espíritu Santo, el hombre, la mujer, los seres vivos (plantas y animales), los elementos naturales, el bien y el mal (aunque Dios no creo el mal), el pecado de origen (la desobediencia, que es sí es la raíz de todo pecado). Y para mí el hombre fue creado, cuando esa raza primitiva de hominidos comenzaron a tener conciencia de todo lo que estaba alrededor, allí pudo Dios comunicar su palabra , de lo que les hacia bien y lo que los destruía, lo que significaba darse los unos por los otros y lo que significaba matar al otro para dominarlo y así obtener el poder, desde allí creo yo que el hombre es hombre, desde que comienza a librarse dentro de el la lucha del bien y del mal.

  11. Necesariamente debemos aceptar la realidad histórica de Adán y Eva. ¿Por qué? Si ellos no hubieran existido, ¿cómo se nos transmitió entonces el pecado original? ¿De dónde procede la humanidad actual? Pío XII nos recuerda en la Humanis generis que debemos aceptar el Monogenismo, y, además, nos dice también que los 11 primeros capítulos del Génesis son de carácter histórico; aún más el acto creador de Adán y Eva concistió en la infusión del alma espiritual en una criatura que todavía no era humana. La única evolución -en el caso de que sea correcta dicha hipótesis- aceptable es la evolución querida y dirigida por Dios.

  12. Supongo que hacés referencia a esta cita de Pío XII:

    “…los once primeros capítulos del Génesis, aunque propiamente no concuerdan con el método histórico usado por los eximios historiadores grecolatinos y modernos, no obstante pertenecen al género histórico en un sentido verdadero, que los exegetas han de investigar y precisar; los mismos capítulos —lo hace notar la misma carta—, con estilo sencillo y figurado, acomodado a la mente de un pueblo poco culto, contienen ya las verdades principales y fundamentales en que se apoya nuestra propia salvación, ya también una descripción popular del origen del género humano y del pueblo escogido.” (HG 31)

    Creo que debés precisar bastante tu concepto de historia porque varía del que usa el Papa, por lo menos de la manera como la presenta el Pontífice. Tu concepto es similar al de los “grecolatinos y modernos”.

  13. Sin embargo en el Dezinger encontramos que es un dogma de fe: Dezinger: Magisterio de la Iglesia nº 787-792 y en el Concilio de Trento: DS 1511.
    Además tenemos el siguiente problema, si negamos la existencia real de Adán y Eva: ¿Para qué se encarnó y nos redimió el Verbo Divino, la Segunda Persona de la Santísima Trinidad? ¿No fue para salvarnos de todo pecado, incluso también el original? Si Jesucristo fue una persona -Divina- histórica, ¿no deberíamos también reconocer la historicidad de Adán y Eva?
    Y mi concepto de historia es el usado por Pio XII.

  14. Creo que necesitás varias respuestas, que en este momento no puedo por cuestiones de tiempo darte. Te recomiendo que leas este otro articulo que es continuación de este: http://padrefabian.com.ar/existieron-adan-y-eva-bis/

Tu opinión nos interesa.

Ingrese su comentario
Entre su nombre aquí