El tiempo de Adviento tiene que ver con una espera creyente. Esperar al Dios Vivo que vendrá en los tiempos finales. Y esa espera la hacemos desde la memoria del acontecimiento de la Navidad.

La Corona de Adviento, en su progresivo iluminarse, nos va indicando ese camino. También las oraciones de las Misas de cada día nos enseñan a disponder nuestro espíritu. Por eso vamos a compartirlas como imagen cada día y vamos a meditarlas juntos, para que sea senda de eternidad en nuestro peregrinar.

Esta es la oración Colecta de este lunes de la primera semana de Adviento:

Oracion Colecta Lunes 1 de Adviento

Y en este video les dejo una pequeña reflexión para aplicarla a la vida diaria:

La pregunta final… marcará todo tu tiempo de Adviento.

 

Espacio de publicidad automática - No necesariamente estamos de acuerdo con el contenido
Artículo anteriorLa astucia
Artículo siguienteLas pruebas de la vida
Sacerdote. Párroco. Viejo bloguero que sigue utilizando las redes para evangelizar. En las buenas y en las malas... ¡hincha de River!