Encontrar a Jesús: la Lectio Divina

396

Dios nos ha hablado y ha descubierto los secretos de su corazón, su designio amoroso para la humanidad. Frente a esta revelación de Dios tenemos que conocerla para así amarlo con profundidad. El catecismo nos habla de la meditación y nos dice que es, sobre todo, una búsqueda. El Espíritu trata de comprender el porqué y el cómo de la vida cristiana para adherirse y responder a lo que el Señor pide. Hace falta una atención difícil de encauzar. Habitualmente se hace con la ayuda de algún libro, que a los cristianos no les falta: las Sagradas Escrituras, especialmente el Evangelio, las imágenes sagradas, los textos litúrgicos del día o del tiempo, los escritos de los Padres espirituales, las obras de espiritualidad, los documentos del Papa y los Obispos, el gran libro de la creación y de la historia, la página del “hoy” de Dios.

Meditar lo que se lee lleva a apropiárselo confrontándolo consigo mismo. Aquí se abre otro libro: el de la vida. Se pasa de los pensamientos a la realidad. Según sean la humildad y la fe, se descubren los movimientos que agitan el corazón y se les puede discernir. Se trata de hacer la verdad para llegar a la luz: “Señor, ¿qué quieres que haga?”.

Una forma muy recomendable es la de sumergirse diariamente en la lectura de la Palabra de Dios. Te presento un método sencillo (en libros de espiritualidad podes profundizar sobre el tema):

1- Ponéte en la presencia de Dios e invocá el Espíritu Santo.

2- Qué dice: leé atentamente el trozo que has elegido (puede ser el de la lectura de la Misa del día). Esta lectura debe ser como de estudio: descubrí a los personajes, sus acciones, los verbos, los adjetivos… Hay una multitud de detalles que te permitirán conocer más sobre la Revelación.

3- Qué ME dice: confrontá la Palabra con tu vida. Dejate interpelar por Dios. En caulquier momento permití que la oración sencilla y espontánea brote de tus labios. Dale gracias a Dios si vivís lo que leíste. Pedíle la fuerza para hacerlo si no lo cumplís.

4- Hacé un compromiso concreto a partir de lo leído. No se necesita comprometerse en grandes cosas: lo pequeño y constante es lo que transforma la existencia.

Espero que lo pongas en práctica y te sea provechoso.

1 Comentario

  1. 1. Natalia-Mariela – Abril 26, 2007
    Voy a ponerlo en practica y despues le cuento como me fue…
    Gracias por publicar este consejo

    2. cristian moya – Abril 27, 2007
    Es un buen método de oración de la Palabra. Bendiciones Fabián.

    3. Natalia – Abril 27, 2007
    Hola nuevamente, he podido poner en práctica estas sugerencias… por ahora lo hago antes de comenzar mi jornada de trabajo, creo que Dios se quiere manifestar allí… Esto me recuerda a un mensaje que nos dejaba Juan Pablo II ” la Iglesia necesita laicos que aprendan a vivir el radicalismo del Evangelio en la normalidad diaria” …

    4. jathsiri – Abril 28, 2007
    padre me gusta mucho su musica llena todo mi ser cuando escuche como cantaba usted me identifiue mucho y desde ahi canto sus canciones me gustaria saber de usted me gusta e pecado cuando lo canto pieso que el señor siempre sta delante mio mirando me con amor tengo 20 años estoy en el camino del señor o almenos intento estar me es dificil por tantos pecados y cosas que se me presentan pero tro`piesos pero estoy con todo el corazò predispuesto espero un pespuesta jathsi

    5. Fabián – Abril 28, 2007
    Jathsiri: o te equivocaste de persona o me estás cargando. Si hay alguien en el mundo que te escandalizaría con su canto soy yo. No porque cante cosas malas sino porque soy un desorejado total. Te lo doy con un ejemplo: el coro y la comunidad cantan un canto en la Misa y yo canto el mismo, pero sueno como que fuera otro

  2. Escribo porque estoy pasando por una situación muy difícil y necesito la ayuda de Dios en este momento. Gracias por escucharme.

  3. hola padre fabian le escribo despues de haber leido sus lecturas la verdad no se como llegar a jesus,o mejor dicho si lo se pero no las pongo en practica su metodo de oracion me parece mas sencillo y voy a ponerlo en practica, es un compromiso pequeño pero espero transformar mi vida, bendiciones padrefabian

  4. Gracias Padre. Fabian por enviarnos esta informacion, lo espiritual es muy importante en estos momentos que estamos viviendo en nuestro país tan convulsionado.

    Q

Tu opinión nos interesa.

Ingrese su comentario
Entre su nombre aquí