Elogio del ombligo

801

Mis palabras hoy se detienen en esa cosita redonda equidistante entre la cabeza y los pies. Sabemos que los hay muy lindos y lucidos con mucho orgullo, como el que las chicas sacan a pasear en primavera y verano. Los hay feos como el de la foto, que es un autoretrato (espero que a nadie escandalice esta erótica foto de mi ombligo desnudo).

Ahora bien… cuando nos ponemos a pensar en su utilidad… lo primer que nos viene a la mente es que sólo sirve para juntar pelusa.

Usos populares

Para colmo de males, los dichos populares lo han desprestigiado en demasía. “Mirarse el ombligo” es una frase que hace referencia a una persona orgullosa, que no acepta a nadie que no sea él o que todo lo hace girar sobre sí mismo. Los únicos problemas son los propios. Lo mismo afirma de los méritos y las buenas acciones… Así el ombligo pasa a ser sinónimo de egoísmo o egocentrismo. En este sentido, es interesante recordar que los Incas le pusieran de nombre a la capital de su imperio Cuzco, lo cual significa ombligo del mundo.

El otro dicho que me viene a la memoria es “rascarse el ombligo”. Es sinónimo de no tener nada para hacer. Por una parte, haría referencia a lo que uno hace durante las vacaciones: nada útil. Pero también es sinónimo de desgano, pereza, desidia, holgazanería…

De una u otra manera, al pobre ombligo nuestra cultura no lo trata bien.

Mi sugerencia

Sin embargo yo hoy quiero que se lo revalorice en su justa dimensión simbólica. Y también los invito a que hagamos un gesto que trascienda hasta lo más profundo de nuestras vivencias personales. Más concretamente, quiero invitarlos a que en este día “acariciemos frecuentemente nuestro ombligo”… No piensen que estoy loco. No.

Primero respondamos a esta pregunta: ¿Por qué tenemos un ombligo? Esto es un adminículo excesivamente democrático. Hasta los comunistas de Cuba tienen cada uno un ombligo. La respuesta es sumamente sencilla. La Wikipedia lo define así:

El ombligo (del latín umbilicus; en griego ónfalos) –también llamado pupo– es la cicatriz que queda tras la rotura del cordón umbilical en el bebé. Suele ser una depresión en la piel. El cordón umbilical resultante después del parto se cae entre una a dos semanas después del quedando el ombligo del nuevo ser.

En otras palabras: tenemos ombligo porque nacimos de una madre. Algo que les pesa en su ideología a los propiciadores del “matrimonio igualitario” y todas sus raras teorías de género. Una mujer concreta nos concibió en su seno y nos acunó allí durante nueve meses (más o menos). Llevamos en el centro de nuestro cuerpo la marca que nos recuerda su amor y su ternura.

Por eso hoy (que en la Argentina celebramos el día de la madre) acariciemos nuestro ombligo todas las veces que podamos. Acompañemos a ese gesto de ternura con un gesto de cariño a la mami si la tenemos cerca. Y si la tenemos distante, ya sea porque “vive lejos”o porque partió a la eternidad, recemos por ella.

Hoy es el gran día para hacer el elogio del ombligo y ser agradecidos a quien nos alimentó por allí.

1 Comentario

  1. También acariciemos el "ombligo imaginario". Tampoco estoy loca, no. Me refiero a esas madres que no pueden tener en su seno a un niño nueve meses, pero Dios y su Madre, dulcemente también se encargan de destinarles niños del corazón…Felia día a todas las madres.

  2. Hace 17 días la Mamita Celestial vino a buscar a mi mami, hace 17 días que Ella supo contener con todo su más puro amor a mi mami, tal como ella supo hacerlo conmigo por 25 años. Hace 25 años yo me separaba de la cuna maternal y me aparecía un ombligo. Hace 25 años disfrutaba de mis últimos instantes dentro de la panza de mi mami, hoy ella está dentro de mi corazón.

  3. Padre Fabian me ha causado mucha risa su ombligo, pero cuan ciertas sus palabras, nuestro ombligo fue el lazo de unión con nuestra madre, quien durante nueve meses nos alimentó a través de el, y gracias a él crecimos en el vientre, no nos tenemos que avergonzar por nuestro ombligo, es lo que nos queda de nuestra madre, saludos cordiales.-

  4. Que grande Padre¡¡¡¡ Vamos q los ombligos copamos el mundo defendiendo la Vida en honor a nuestras Madres. Jajajaja Buenisimoooooooooo. Bendiciones.

  5. Buenísimo!!!!! jajajaja………….el mio es un botón, así que no junta pelusa y escandaliza a quien lo ve ….pero bueno está afuera y cuando tuve a mis hijos en la panza se salía mas para afuera …se estiraba para dartle mas lugar a los pequeños y maravillosos seres que Dios me regaló . 5 experiencias maravillosas y ahora que voy a tener 1 nieto por un lado y mellizos nietos por otro no puedo mas que agradecer y alabar a Dios por la vida. Y ahora con los adelantos de la ciencia ya tengo una foto de Joaquim que lleva 6 meses de gestación ¡¡¡ que maravilla!!! y pensar que algunos dicen que no son personas hasta que no nacen y le ponen un nombre. Perdón Señor por aquellos ignorantes que no saben lo que dicen.
    Jejeje…tu ombligo ¿esta en la selva???

Tu opinión nos interesa.

Ingrese su comentario
Entre su nombre aquí