El verso es: «todo por culpa de la Iglesia que no deja hacer campañas de prevención». Si bien no lo dirán de esa manera, seguro estará en el substrato de las palabras que se repitan incansablemente en los medios con oportunidad del próximo «día de la prevención del sida». Por eso son interesantes las noticias que han surgido en estos días. Como están con la guardia baja se animan a decir cuales son las causas de que esta enfermedad se siga propagando.

Hoy Análisis Digital informa que el Ministerio de Salud de la Provincia de Entre Ríos cuenta con un padrón único de los afectados por el Virus de la Inmunodeficiencia Humana (VIH). La noticia es que durante el corriente año se han infectado 96 personas más.

Pero, además, nos podemos enterar de cómo suceden los contagios. No directamente sino con el relato de las acciones que se realizan para que se revierta la situación. De hecho el Ministro Ángel Giano, aclaró que “la prevención, promoción y educación de hábitos saludables es fundamental para evitar que la gente se enferme”.

La acción fundamental está en la distribución gratuita de folletos y preservativos, especialmente a través de dispenser en boliches de Paraná, entrega de ese «material descartable» a los presos y eventos en los cuales participan masivamente los jóvenes como la fiesta de disfraces, la primavera, el carnaval de Gualeguaychú y el motoencuentro de Diamante.

Y, para que no se quejen de que la Iglesia le pone trabas en su accionar, les recuerdo que la semana pasada el ministro informó que durante este año se repartieron 564.297 preservativos… pero el sida sigue aumentando (esto último no lo dicen ellos, lo medito yo).

El primer foco de contagio son los jóvenes en las conductas desordenadas en sus fiestas masivas. El segundo son los presos. El tercero… los «clientes» de las prostitutas. No lo dicen directamente pero lo inferimos de las declaraciones del responsable del Programa Provincial VIH-Sida, Eduardo Elías: “independientemente de la tarea de fortalecimiento asistencial en los distintos nodos de atención, se realizan acciones de prevención con las integrantes de la Asociación Mujeres Meretrices de la Argentina (Ammar), recorriendo los lugares donde se encuentran las trabajadoras sexuales los viernes y sábados”.

Espacio de publicidad automática - No necesariamente estamos de acuerdo con el contenido
Artículo anteriorUn perfil del mundo de los jóvenes
Artículo siguienteLa seguridad en internet
Sacerdote. Párroco. Viejo bloguero que sigue utilizando las redes para evangelizar. En las buenas y en las malas... ¡hincha de River!