El patriarcado ha muerto junto con el Papa que ha renunciado

408

Muerto y enterrado. Así lo asegura la populosa manifestación del grupo “aquelarre”, ayer, en la plaza principal de Paraná. La foto que acompaña este artículo es una instantánea de la página digital del Diario Uno, que nos da cuenta de la “impresionante” manifestación que allí se realizó.

Impresionante manifestación de-género

Yo no alcanzo a contar la cantidad impresionante de militantes allí congradas. La nota del periódico nos dice que “Estuvieron presentes Aquelarre, un grupo de mujeres lesbianas, bisexuales y pansexuales conformado hace un año, y otros grupos de mujeres feministas de Paraná”. Saquemos cuentas. Si la Aquelarre convocó debe haber aportado la mayoría de las militantes. y si fueron el resto “otros grupos“… ¿cuantas habrá aportado cada grupo?

¿Y por qué se manifestaron? Si se los digo yo van a decir que es una mirada clerical y machista que recorta las verdaderas intenciones de quienes estuvieron allí. Así que les transcribo lo que dice la nota:

“Henares dijo: “Este jueves enterramos simbólicamente el patriarcado, el machismo, la violencia, la discriminación, la pedofilia, el odio y crímenes a los homosexuales, queremos enterrar estas actitudes del pasado que nos han hecho mal”.

La activista explicó: “Pedimos que la iglesia y el Estado no estén juntos, queremos la separación” y agregó que “respecto al Vaticano, opinamos que la Iglesia Católica está hace varios años en crisis y está llegando a un límite, salieron a la luz tantos abusos a menores, discriminación y odio hacia la comunidad gay”.

También dijo que “es el momento en donde la iglesia tiene que tomar otro rumbo, con la ida del papa Benedicto XVI es necesario que asuma otro papa que impida los prejuicios a la comunidad gay” y continuó: “Que sea una religión que cada uno eliga, pero que no critique a los demás, una cosa son las leyes y los derechos y otra cosa la religión”, sentenció Henares”.

En verdad… es el pueblo que le pide a la Iglesia que cambie el rumbo. 😀

Más allá de la ironía, porque no puedo sino tomar en broma estas actitudes de minorías que discriminan a la mayoría católica, es bueno que nos demos cuenta que, desde Paraná, no despedimos de ninguna manera al Papa Benedicto. Eso sí nos debe preocupar, a clero y laicos: somos indiferentes a lo que pasa en la Iglesia. ¿No?

7 Comentarios

  1. Totalmente de acuerdo. Pero me parece que el que se da cuenta debe tomar la iniciativa y seguro después muchos lo siguen.

  2. Yo les diría a las señoras allí reunidas, que yo voy a Misa y en ningún momento escuché a un sacerdote hablar de “odiar a los gay” (como dice la Sra.), discriminar o algo así. Al contrario nos animan a respetar a las personas y ser serviciales entre todos! Que de ahí cada uno luego en su conciencia lo acepte o no es personal. Respecto a la Iglesia, no sé qué quieren cambiar?!!! Si ni siquiera les interesa lo que enseña Jesús! Si creen en Dios, abran el Evangelio, invoquen al Espíritu santo y oren para aceptar lo que Dios les diga a través de la lectura. La Iglesia (que no es sólo los sacerdotes y El Vaticano) no es “caprichosa” en lo que enseña, no pretende estar en conflicto con ninguna institución o grupo, desde mi punto de vista “trata” de que nuestra convivencia en el mundo sea en orden, con respeto y amor entre nosotros! Que respecto a ciertos temas (sensibles) tiene el deber de transmitir lo que Jesús pide! La Iglesia no critica: “enseña”… Nadie obliga a nadie en la religión, hay mandamientos y cada uno es libre de cumplir o no! Es libre de irse o quedarse!
    Invito a Las Señoras a no tener miedo de acercarse a Dios, a La Iglesia, hay lugar para TODOS! Las apariencias muchas veces engañan y por quedarnos sólo en los errores humanos nos perdemos del Verdadero Amor de Dios! Y como diría Henares: “Dejemos de Criticar”

  3. Perdón por la ignorancia… no sabía que eso era una “manifestación”. Fui a la Catedral con mi familia, y sin saber que hacían esas mujeres ahí, quizás eran 9 o 10 (no más) sentí lo de siempre… todo su odio y frustraciones dirigidos a nosotros, la Iglesia de Cristo… sigamos proclamando nuestro Si a la Vida y a la familia.

  4. Es difícil enfrentarse a esa gente, a mi me han amenazado delante de mis hijitos (no tienen problema). Yo no les tengo miedo, pero estamos un poco sin apoyo. Mis familias católicas amigas ninguna comparte la actitud de defensa y movilización para proclamar un sincero si a la vida.
    Gracias por todos tus post, son de gran luz para todos.
    Dios te bendiga!
    Laura

  5. Bue………………tardío para reaccionar. Nosotros llegamos ayer de tarde y si no es por esto que escribiste acá ni nos enteramos lo que pasó

Tu opinión nos interesa.

Ingrese su comentario
Entre su nombre aquí