Muerto y enterrado. Así lo asegura la populosa manifestación del grupo «aquelarre», ayer, en la plaza principal de Paraná. La foto que acompaña este artículo es una instantánea de la página digital del Diario Uno, que nos da cuenta de la «impresionante» manifestación que allí se realizó.

Impresionante manifestación de-género

Yo no alcanzo a contar la cantidad impresionante de militantes allí congradas. La nota del periódico nos dice que «Estuvieron presentes Aquelarre, un grupo de mujeres lesbianas, bisexuales y pansexuales conformado hace un año, y otros grupos de mujeres feministas de Paraná». Saquemos cuentas. Si la Aquelarre convocó debe haber aportado la mayoría de las militantes. y si fueron el resto «otros grupos«… ¿cuantas habrá aportado cada grupo?

¿Y por qué se manifestaron? Si se los digo yo van a decir que es una mirada clerical y machista que recorta las verdaderas intenciones de quienes estuvieron allí. Así que les transcribo lo que dice la nota:

«Henares dijo: “Este jueves enterramos simbólicamente el patriarcado, el machismo, la violencia, la discriminación, la pedofilia, el odio y crímenes a los homosexuales, queremos enterrar estas actitudes del pasado que nos han hecho mal”.

La activista explicó: “Pedimos que la iglesia y el Estado no estén juntos, queremos la separación” y agregó que “respecto al Vaticano, opinamos que la Iglesia Católica está hace varios años en crisis y está llegando a un límite, salieron a la luz tantos abusos a menores, discriminación y odio hacia la comunidad gay”.

También dijo que “es el momento en donde la iglesia tiene que tomar otro rumbo, con la ida del papa Benedicto XVI es necesario que asuma otro papa que impida los prejuicios a la comunidad gay” y continuó: “Que sea una religión que cada uno eliga, pero que no critique a los demás, una cosa son las leyes y los derechos y otra cosa la religión”, sentenció Henares».

En verdad… es el pueblo que le pide a la Iglesia que cambie el rumbo. 😀

Más allá de la ironía, porque no puedo sino tomar en broma estas actitudes de minorías que discriminan a la mayoría católica, es bueno que nos demos cuenta que, desde Paraná, no despedimos de ninguna manera al Papa Benedicto. Eso sí nos debe preocupar, a clero y laicos: somos indiferentes a lo que pasa en la Iglesia. ¿No?

Espacio de publicidad automática - No necesariamente estamos de acuerdo con el contenido
Artículo anteriorPalabras de despedida de Benedicto 16
Artículo siguienteNovedades del Cónclave
Sacerdote. Párroco. Viejo bloguero que sigue utilizando las redes para evangelizar. En las buenas y en las malas... ¡hincha de River!