El motivo de la suspensión del Padre José Nicolás Alessio

350

A través de Aica me llegó la carta que el arzobispo de Córdoba, monseñor Carlos Ñáñez, hiciera a su Iglesia Local sobre el proceso llevado contra el Pbro. José Nicolás Alessio. Ya hablamos del tema aquí y aquí. Ahora les transcribo la carta como para darle punto final al tema.

El lunes 21 de febrero el Tribunal Interdiocesano de Córdoba emitió la sentencia en el juicio que llevaba adelante en relación con el proceder del Padre Nicolás Alessio. Dicha sentencia ha quedado firme el pasado jueves 17 de marzo.

Ha concluido de esta manera una dolorosa situación que yo hubiera deseado se resolviera en instancias previas, pero al no verificarse oportunamente ninguna modificación en la postura sostenida por el P. Alessio, me vi en la obligación de disponer la sustanciación de un proceso judicial para determinar sus responsabilidades. Dicho proceso estuvo a cargo del Tribunal Interdiocesano que ofreció al P. Alessio todas las garantías de una legítima defensa.

Es mi deber de pastor pedir a todos los miembros de la comunidad arquidiocesana la adhesión al camino que transitamos como Iglesia local en sintonía con las Iglesias hermanas en la Argentina y en plena comunión con la Iglesia universal que preside el Papa y señalar las conductas que se apartan de dicha senda, llamando al mismo tiempo a corregirlas debidamente.

Es mi anhelo más ferviente que como Arquidiócesis continuemos profundizando en la vivencia de la comunión eclesial y sigamos afrontando con empeño y esperanza el desafío de anunciar y testimoniar con entusiasmo y de manera renovada el evangelio en el comienzo de este nuevo milenio, tal como nos han invitado los queridos Papas Juan Pablo II y su sucesor, Benedicto XVI.

Nos encomendamos nuevamente a María Santísima, Nuestra Señora del Rosario del Milagro, “estrella de la nueva evangelización”, para que ella nos proteja y nos alcance la gracia de ser auténticos “discípulos y misioneros” de Jesús.

Les deseo a todos una Cuaresma llena de frutos y una Pascua colmada de la alegría del Señor Resucitado.

Puse en negrillas los motivos que han fundamentado dicho proceso canónico. Notemos que hay tres palabras muy similares: comunidad, camino y comunión. Y estos tres conceptos en teología se autoalimentan. Todo nace de la comunión de un Dios trino que en el Hijo encarnado (Jesús) sale a nuestro encuentro para invitarnos a ser uno con él, en él. Esto produce un encuentro personal con el Señor. Pero Dios no nos quiere individuos sino familia: comunidad cristiana. Y es esta comunidad la que se pone en camino en la historia hasta la plena comunión con el Alfa y Omega, con el principio y fin de todo. Como lo dice tan lindo San Juan en su primera carta:

Lo que existía desde el principio, lo que hemos oído, lo que hemos visto con nuestros ojos, lo que hemos contemplado y lo que hemos tocado con nuestras manos acerca de la Palabra de Vida, es lo que les anunciamos.

Porque la Vida se hizo visible, y nosotros la vimos y somos testigos, y les anunciamos la Vida eterna, que existía junto al Padre y que se nos ha manifestado.

Lo que hemos visto y oído, se lo anunciamos también a ustedes, para que vivan en comunión con nosotros. Y nuestra comunión es con el Padre y con su Hijo Jesucristo. (1 Jn 1,1-3)

Por eso el sacerdote tiene como eje de su predicación la Palabra revelada. Y cuando se aparta de ella la Iglesia está en su derecho de apartarlo de su ministerio (“su” es una manera figurada de decir, porque el ministerio sacerdotal no me pertenece: es de la Iglesia a la que sirvo). Esto es lo que ha ocurrido en Córdoba. Punto final para un tema que no da para más.

 

2 Comentarios

  1. me parece bien,y al que diga que es ir contra el amor,yo digo que hay amores y amores que pretenden serlo!una cosa es el amor de hermanos y otra el amor de parejas del mismo sexo,basta de confundir a la gente con lo que está mal por ser aboslutamenten antinatural y desviado

  2. Listo por fin una justicia que se cumple porque en esta Argentina lamentablemente la justicia es un juego …malo… pero juego al fin , donde gana el mas picaro .
    ¡¡¡¡ QUE PENA MI ARGENTINA QUERIDA !!!!

Tu opinión nos interesa.

Ingrese su comentario
Entre su nombre aquí