El escabroso allanamiento al Convento Carmelita de Nogoyá

616

Un bochorno que no tiene nombre. Cuando uno va recibiendo detalles de lo ocurrido por parte de testigos presenciales… se escandaliza cada vez más. En verdad, no termino de entender que es lo que había en la cabeza del fiscal Uriburu que ordenó y condujo el proceso.

Carmelo

 

Los hechos

Un Convento de Carmelitas Descalzas… 18 mujeres consagradas a la oración… una nota periodística que tenía todavía la tinta fresca y que salía a los kioscos recién a las 6 de la mañana… un allanamiento por medio de Comandos de Operaciones Especiales de la Policía de Entre Ríos realizado a las 5.30 hs. con la excusa de que, si las monjas leían la revista, esconderían los “instrumentos de tortura”…

Una muchedumbre de policías lleva adelante el operativo, incluidos los encapuchados del COE. Ingresan rompiendo la puerta del Convento luego de que la monja le pidiera, simplemente, un minuto para pedir permiso para dejar entrar extraños a la clausura (si esto no es profanación, entonces pónganle la palabra más adecuada).

Según los datos que me dio un testigo presencial, las “fuerzas del orden” tienen tanto apremio con su tarea que, cuando todo estaba en marcha, recién se dan cuenta de que las monjas son mujeres y todos los efectivos son varones. Presurosos a buscar féminas policías. Es que… los habían convocado para llevar adelante un operativo sin dar más datos… y ellos pensaron que se trataba algo referido al narcotráfico… Y uno los entiende en ese pensamiento: ¿se justificaba tanto despliegue de fuerza policial?

Las hermanas colaboran entregando lo que le pedían… pero las arrinconan en el Coro y revisan, destrozando, todo el lugar. Lo más triste es que una hermana está enferma de cáncer y, por eso, estaba en cama. No solamente ingresan a su habitación (la pobre, horrorizada por los “hombres” que ingresaron a sus aposentos) sino que también es obligada a levantarse para ir con las demás. Sí, que quede claro… en nombre de los “derechos humanos” se sacó de la cama a una enferma de cáncer.

Me llamó la atención que el fiscal, a eso de las 10 de la mañana, pasara el parte de lo que estaba ocurriendo a una “radio amiga”. Y que allí dijera lo que se había encontrado y lo que no (como escribí en su momento). Pero que también aclarara que se las estaba revisando “en la cara y en las manos” por parte del médico policía para ver si había rastros de torturas. Me causó gracia, sinceramente, esa “búsqueda”. Pero después me informaron que esa no fue la orden inicial. El primer pedido a las monjas fue que se desnudaran para ser revisadas. La Madre se opuso y pidió, en todo caso, que llamaran a su médico de cabecera para que hiciera el procedimiento. El que se opuso, también, fue el médico policial que simplemente hizo la “revisación” en cara y manos (¿como para dejar contento al fiscal?).

¿Nos damos cuenta de lo que esto significa? Monjas de clausura, mujeres, a las que se las pretende violar en su intimidad corporal sometiéndolas al escarnio de miradas masculinas. Si para cualquier mujer eso es muy, pero muy, vergonzante… imaginen cuanto será para una monja de clausura. Gracias a Dios que primó la racionalidad del médico de policía.

En el convento se hicieron varios destrozos. Pero también se destrozó el corazón de varios policías de Nogoyá que, obedeciendo órdenes, hicieron el allanamiento a un lugar que les es muy querido. Es digno de destacar que ellos lo hicieron con mucho respeto. Incluso, con vergüenza, le pedían perdón a las monjitas por lo que estaba ocurriendo.

¿Por qué cuento todo esto? Porque creo que se silenció y no hemos tomado plena conciencia del atropello a los derechos humanos y la violencia de género que se realizó. ¡Terrible!

Las hermanas cuentan su historia

Un video-entrevista de las monjas nos cuenta, de primera mano, lo ocurrido allí. Se los comparto.

Creo que nos sirve para ver la otra cara de lo ocurrido.

En mi anterior artículo les dije que me quedaban resonando en mi cabeza dos cosas. Una era lo atroz de la profanación llevada a cabo por el allanamiento, de la cual acabo de hablar al comienzo.

La otra era el tema de este tipo de mortificación con cilicios y disciplinas. Sobre esto último mañana les compartiré otro artículo con la postura frente al tema de una Carmelita.

 

10 Comentarios

  1. Me pareció raro desde el vamos. Ahora ¿quien es el juez de garantías que autoriza el allanamiento? Porque un fiscal no se manda solo.

    Imagino que las hermanas ya tienen asesor legal y estan tomando las medidas que corresponden.

  2. Y la inmunidad que tienen todos los países del mundo sobre sus embajadas. El Vaticano un país, las hermanas tienen dependencia de ese país. El Presidente, en este caso Papa Francisco. ..el JUEZ Y LOS FISCALES….sabrán de leyes derechos y garantías. O pregunto quien es responsable en esta JUSTICIA que en algunos casos, es renta a veces ciega y otras JUSTICIA LEGÍTIMA. Gracias Zaffaroni por haberles hechos entender los DERECHOS Y GARANTÍAS….perdón : DE QUIENES……

  3. Tranquilo, que no nos va a invadir la guardia suiza… el papa está en contra de prácticas medievales. Y la ley máxima en el territorio argentino es la constitución. El carmelo no es una embajada

  4. ¿Y dónde dije yo que el Papa nos invadirá con la Guardia Suiza? Veo que en tu cabeza ronda lo de Stalin que se preguntaba cuantas divisiones de ejércitos tenía el sucesor de Pedro…
    ¿Y dónde dije yo que el Carmelo es una embajada?
    ¿Y dónde negué yo la igualdad de TODOS frente a la ley?
    Estimado, con todo respeto, creo que tenés problemas con la interpretación de la lectura.
    De mi parte, no niego ni tu dolor fraternal ni el padecimiento de tu hermana. Lo respeto. Ya hablé algo sobre eso en mi primer artículo sobre el tema. Y hoy trataré de compartir algo al respecto. Pero las líneas que comentás, van por otro lado… ¿no?

  5. ¡Reciba nuestra adoración perpetua el “amor de los amores saciado de oprobios”! Gracias padre, excelente nota; no nos quedamos callados en ningún momento, estamos difundiendo toda nota aclaratoria anti-difamatoria en defensa del “cuerpo místico del coronado de espinas ¡¡¡Rey y centro de nuestros corazones!!! abuelita Mela Cruz-Carmelita Seglar/Argentina.

  6. Cuando la prensa es la que fuerza una acción torpe en “defensa de algún derecho humano conculcado”, tenemos el triste resultado de un abuso mucho peor. Una violación grave de muchos derechos de humanos de una comunidad tan débil como la de un grupo de monjas de clausura solas y desamparadas.

  7. En primer lugar Dios nos libre y guarde si fiscales como ese entran en cualquiera de nuestras casas por el motivo que sea. Me pongo en el lugar de las monjas y digo: terrible violencia de genero! También quiero saber quién es el juez? Porqué no trasciende su nombre? Parece que jueces y fiscales solo protegen o encubren a ladrones o asesinos. Este procedimiento es una vergüenza por donde se lo mire.

  8. P. Fabián: uno no puede juzgar, sin conocer, si las acusaciones son verdaderas o no. Pero, esto tiene mal olor: con un procedimiento así, con tanta alharaca, creo que se quiere tapar otras situaciones más grave de la Provincia: el juicio a un ex juez y el juicio, del ex-mandatario provincial. ¿Cuándo le hicieron un allanamiento a sus propiedades? Por otra parte, el año pasado, la Hna. Marta Pelloni denunció, con nombres y apellidos, a “figuras importantes” como cabecillas del trato de Blancas y trafico de drogas. Parece que los Fiscales no leyeron la noticia, nadie tomó nota. Yo hubiera llamado a la Hna. Marta y le hubiera exigido rectificar o ratificar la denuncia y hubiera iniciado proceso a “esas figuras importantes”. No sucedió nada, ¡nos hicimos los distraídos! ¿Esa es la justicia que tenemos?

  9. Pregunto: Si la Justicia de Entre Ríos considera delito la mortificación personal ofrecida en expiación de las faltas del prójimo, y por eso allana un convento de clausura ¿Condenará mañana a los ministros de otros cultos que practican la circuncisión en sus niños con el argumento de que es una lesión grave con secuela permanente en el cuerpo y por lo tanto un atentado a los derechos humanos?

  10. Ríos de tinta se podrán gastar en explicar, contar la verdad, condenar el atropello, etc., etc., etc. No hay caso, no sirve de nada ante una sociedad totalmente ideologizada y con la mente transformada en un “trapo sucio”, porque lo único, requeteúnico que importa en esta época sin Dios, es borrar de la faz de la tierra a Jesucristo y la Iglesia que El fundó PARA NUESTRA SALVACIÓN.

Tu opinión nos interesa.

Ingrese su comentario
Entre su nombre aquí