El cumpleaños 100 de la Madre Teresa de Calcuta

508

Hoy la Madre Teresa de Calcuta cumpliría 100 años. Su vida, sus muchos gestos y sus pocas palabras son un signo elocuente para nosotros los católicos. Y para todo el mundo.

En un momento que en la Argentina hay descorazonados que están preparando todo para promover el aborto, como homenaje a esta mujer quiero compartirles la carta abierta que le dirigiera a un abortero.

Estimado Dr. Morgentaler:

Jesús dijo: “El que recibe a un niño en mi nombre, me recibe a Mí” (Lucas 9:48). “Les aseguro que todo lo que hicieran por el más pequeño de mis hermanos, eso habréis hecho por Mí” (Mateo 25:40).

Fue un pequeño niño aún por nacer, “quien saltó en el vientre de Isabel… ante la presencia de Jesús en el vientre de María, Su Madre” (Lucas l:4l-44).

Estoy luchando contra el aborto a través de la adopción. Miles de preciosos niños libaneses, hindúes, etc. han sido rescatados y han traído amor, júbilo y unión, a numerosas familias que de otro modo no hubieran podido tener un hijo. Yo nunca le doy un niño a una familia que ha hecho algo para no tener hijos.

Me he unido a la lucha contra el aborto, porque considero que el niño aún por nacer es el más pobre entre los pobres hoy en día, el menos amado, el más menospreciado, el ser “desechable” de la sociedad. En cuanto a nuestros votos ante Dios, nosotras las Misioneras de la Caridad, nos hemos comprometido a servir gratuita y fervientemente a los más pobres entre los pobres.

El aborto se ha convertido en el mayor destructor del amor y de la paz en nuestros días. He conocido muchas mujeres que se han hecho practicar un aborto hace muchos años. Cada vez que ven un niño de la misma edad que el suyo hubiera tenido, recuerdan lo que hubiera sido el suyo.

Pero Ud., Dr. Morgentaler, aconseja a la gente que no comparta mi punto de vista con respecto al aborto. Yo sé que no está de acuerdo con su opinión y siento tristeza por Ud., porque un día, cuando Ud. vaya a su hogar final ante Dios, me pregunto: ¿Qué respuesta le dará Ud. a Él?. Cuando Él le pregunte: ¿”Donde están todos los preciosos niños que Yo había creado para que hicieran grandes cosas, para amar y ser amados, dónde están”? Ud. teme tener que alimentar un niño más, educar un niño más. Sus padres no tuvieron temor, ellos no lo abortaron a Ud.; al contrario, lo amaron, le dieron la alegría de vivir.

Tengo miles y miles de niños de todas partes del mundo y sin embargo ninguno de ellos, ni uno sólo se ha sentido indeseado o falto de mi ha carecido de cuidado.

He experimentado un hermoso milagro del tierno amor de Dios por el niño. Un hombre vino a mí y me dijo: “Mi único hijo se está muriendo y el médico ha recetado esta medicina que no se puede conseguir en la India.” Justo mientras estábamos hablando, se nos acercó un hombre con un canasto lleno de medicinas usadas a medias, y precisamente encima de todas ellas encontré la medicina que necesitábamos. La miré una y otra vez, pensando asombrada en los millones y millones de niños en el mundo, y en la preocupación tierna que tiene Dios por los pequeños de las barriadas más pobres de Calcuta. No salía de mi asombro ante la compasión y el dulce amor de Dios por aquel pequeño.

Ojalá que pueda Ud. un día experimentar la alegría de amar a Dios y de compartirlo con todos aquellos con quienes se encuentre, especialmente con su familia y con la gente con quien trabaja.

Estoy rezando por Ud., que Dios lo bendiga.

Madre Teresa de Calcuta
Misioneras de la Caridad

Creo que esto nos debe iluminar mucho hoy.

1 Comentario

  1. Paz y bien. Estimado padre Fabián:

    La verdad que esta muy buena esta carta que se le envió a este medico abortista Morgentaler que realiza abortos…realmente cuanta razón en las palabras de la Madre Teresa de Calcuta cuando dice que el niño por nacer es el mas pobre de los pobres hoy en día, el menos amado y el mas despreciado hoy en día por sus propios padres y también por la misma sociedad…que hermosa carta para recordarla a la Madre Teresa en el día de su cumpleaños numero 100. Realmente el aborto es el mayor destructor de la vida humana, de la paz y del amor y de la unión familiar…es sangre que derramamos de nuestros propios hijos y así destruimos a nuestros niños…las mujeres que pasaron por la perdida de un hijo por el aborto realmente las secuelas que quedan en ellas son atroces y terribles. Igualmente los esposos que fueron de una u otra manera participes de este crimen sufren horrores en su cuerpo y en su alma y en su ser y se llegan a enfermar espiritualmente y físicamente cuando toman conciencia que fueron autores de un crimen tan atroz y sanguinario como es el matar a su propio hijo inocente a través del aborto y es cierto que cuando ven a un niño de la edad piensan en el hijo de ellos que podría tener esa misma edad y eso los destruye y ahí vienen los remordimientos y realmente siente que llevaran por el resto de sus vidas una lapida sobre sus espaldas y realmente se desean y ellos mismos quieren morir porque es un dolor espantoso… pero es demasiado tarde cuando se dan cuenta…
    Que lastima y pena es que realmente los padres del niño como las enfermeras y doctores que son participes de un aborto no se den cuenta de semejante asesinato… pero claro como en este mundo se manejan por el dios dinero y poder nada les importa la vida del inocente… pero no se dan cuenta que el dinero que reciben es dinero de sangre inocente que ellos mismos derramaron y así se traen la ira de dios sobre ellos, sus familias y toda la sociedad… esto es lo mismo que hizo Judas al entregar a un inocente que fue el mismo Dios, nuestro Señor Jesucristo, a la muerte por 30 monedas de plata… y cual fue el final de Judas? Judas al tomar conciencia de lo que había hecho fue y tiro las monedas delante del templo y salió desesperado, angustiado y turbado y fue y se mato…ese es el precio que pagan los que derraman sangre inocente…
    Ojala hoy muchos hermanos y hermanas al leer esto no hagan como Judas y si lastimosamente han caído en el aborto arrepiéntete de corazón y clama a Dios su misericordia que te perdone de todo ese pecado aborto y de todo los que lleves en tu alma y acércate al sacramento de la penitencia y confiésale a dios todos tus pecados y ese en particular y clama perdón y endereza tu vida y entrégate sin medida al señor Jesús que todo pecado lo perdona siempre y cuando tengas un verdadero arrepentimiento de corazón y realmente conviértete de corazón y deja de hacer, de promover y participar de los abortos y vuélvete a Dios!!!!!
    Y me despido diciendo lo mismo que la Madre Teresa estoy rezando por usted y que Dios lo bendiga y le toque el corazón para arrepentirse de este mal camino de perdición…
    Bendiciones….de corazón a corazón. Elba

  2. Padre!!! Buenas!!! Gracias por esta preciosa carta!! Que bueno tener en la Iglesia una santa como ella!!! Dios quiera y podamos engrandecer mucho más todos (sacerdotes, religiosos, laicos y familias) nuestro corazón y ser más generosos (empezando por mi jeje)y crecer en el amor a Dios como lo ha hecho la Madre Teresa.
    No deje de regalarnos por este medio estos magníficos modelos (que GRACIAS a DIOS tenemos suficientes y creo que lo aprovechamos pocos para conocerlos y amar mucho más a Dios).
    Gracias nuevamente!!!
    Alabado sea Jesucristo!!!

Tu opinión nos interesa.

Ingrese su comentario
Entre su nombre aquí