El credo, “versión Chávez”

362

Nos estamos acercando a la conmemoración de los 20 años de la caída del muro de Berlín. Un símbolo de la destrucción, desde sus raíces interiores, de una cosmovisión que proclamó que “Dios ha muerto”. En su lugar puso al Estado. Y “el Estado” puso a sus líderes, que se creyeron Dios y cometieron genocidios inauditos.

Pero el mundo es mundo y no crece con sus experiencias. Por un sitio Venezolano, el de Martha Colmenares, me entero que en la patria del socialismo del siglo XXI se ha encumbrado como Dios a un hombre, en el cual hay que creer: Hugo Chávez. Por eso se le recita este Credo, que pueden ver en este video.

 

Nos queda solamente sonreirnos de estas cosas. Sonreirnos porque el día de hoy (de todos los fieles difuntos) nos recuerda nuestro destino y el valor de nuestras obras. Y rezar. En estos casos, viene a mi cabeza el salmo 10:

¿Por qué te quedas lejos, Señor,
y te ocultas en los momentos de peligro?
El pobre se consume por la soberbia del malvado
y queda envuelto en las intrigas tramadas contra él.
Porque el malvado se jacta de su ambición,
el codicioso blasfema y menosprecia al Señor;
el impío exclama en el colmo de su arrogancia;
“No hay ningún Dios que me pida cuenta”.
Esto es lo único que piensa.

Sus caminos prosperan constantemente;
tus juicios, allá arriba, lo tienen sin cuidado;
elimina de un soplo a todos sus rivales
y se dice a sí mismo:
No vacilaré, seré siempre feliz, no tendré contrariedades”.
Su boca está llena de maldiciones, de engaños y de violencias;
detrás de sus palabras hay malicia y opresión;
se pone al acecho en los poblados
y mata al inocente en lugares ocultos.
Sus ojos espían a los débiles;
acecha ocultamente como el león en su guarida;
se agazapa para atrapar al pobre,
y lo atrapa arrastrándolo en sus redes.
Espía, se inclina, se dobla,
y cae sobre el débil con todas sus fuerzas.
Luego piensa:
“Dios lo olvida; aparta su rostro y nunca ve nada”.

¡Levántate, Señor Dios, alza tu mano,
no te olvides de los pobres!
¿Por qué el malvado desprecia a Dios,
pensando que tú no pides cuenta?
Pero tú lo estás viendo:
tú consideras los trabajos y el dolor,
para tomarlos en tus propias manos.
El débil se encomienda a ti; tú eres el protector del huérfano.
¡Quiebra el brazo del malvado y del impío,
castiga su malicia y no subsistirá!
El Señor reina para siempre
y los paganos desaparecerán de la tierra.
Tú, Señor, escuchas los deseos de los pobres,
los reconfortas y les prestas atención.
Tú haces justicia al huérfano y al oprimido:
¡que el hombre hecho de tierra no infunda más temor!

Recemos por el pueblo Venezolano. Recemos también por nosotros, los argentinos, para que no tengamos entre nosotros algún fantoche semejante. Recemos y obremos en consecuencia.

1 Comentario

  1. Ya hubo de esos fantoches acá, te acordas, padre Fabian, cuando los curas tercermindistas invocaban la populorum progressio del vaticano II y con los salmos de ernesto cardenal y un mesías ya muerto -y no resucitado sino sólo en camisetas- decian que el Cristo Perón nos iba a liberar de las opresiones, y que para eso ellos eran el brazo armado… Te acordás de los credos que hacían? Hoy estan gobernando la facción no armada, aunque los parientes de bal Medina… Bue… pero no veo la liberación. Además habría que rezar porque los fantoches que los votan dejen de ser mayoría en este país. No sigo, porque viste que acá, si no sos de Mugica, forzosamente tenés que ser gorila. Esos dos polos nada más tenemos para crear democracias. No cambian las cabezas así como así ni en siglos. Y lo de Chávez es más de lo mismo, pero lo están viviendo recién ahora.

  2. hola,realmente que desverguenza,hay en este mundo,pobre de los que se creen dioses,se y confio que nada escapa a la mirada de nuestro creador,y a su juicio divino.Nuevamente y como todos los dias siguen existiendo estos seres equivocados que lo siguen ofendiendo, como en nuestro pais desde el gobierno con tanta soberbia, con tanta mentira con tanta decidia,como dijo Jesus PERDONALOS PADRE PORQUE NO SABEN LO QUE HACEN.

  3. Sigamos pelando las rodillas por aquellos a los cuales las personas elevan como a un dios y estos se la creen. Solo hay un Dios fraterno y verdadero y ante El he de doblar mis rodillas. Creo en Dios Padre Todo Poderoso…
    Padre Perdonales porque no seben lo que hacen.
    Abrazo y cariños a todos. Bendiciones. Que la Luz de Cristo y el Amor maternal de María los proteja de todo mal.

  4. Padrecito, realmente espero que en tu país no les toque uno del "exclusivísimo club" Hugo-Evo-Rafael, tal vez un candidato sea Lugo, y luego está el pretendiendo que quiere llegar a la silla presidencial uruguaya.

    La receta se va repitiendo y en mi país los gobernantes pretendieron dejar a Dios en los templos, centrando su fe en la "Pachamama" que se tarduce en "madre tierra", como si ésta no hubiese sido creada por el Buen Padre. Además se va sembrando odio. Mientras tanto "los grandes de la tierra" se cubren los ojos, bocas y orejas, para no ver o ver lo que quieren mirar, no reclamar ya se sabe eso de "en boca cerrada no entran…" y no oir los reclamos.

    saluditos

Tu opinión nos interesa.

Ingrese su comentario
Entre su nombre aquí