El costado de Jesús abierto por la lanza

1180

Agradezco los aportes interesantes que hicieron sobre este tema. La intención mía fue doble.

lanzaso

El dato que no está

En primer lugar, provocar la imaginación para que nos demos cuenta que estábamos frente a un tema que no nace de un dato bíblico. En efecto, el relato de Juan no dice el lugar concreto donde fue el lanzazo:

“Cuando tomó Jesús el vinagre, dijo: “Todo está cumplido.” E inclinando la cabeza entregó el espíritu.

Los judíos, como era el día de la Preparación, para que no quedasen los cuerpos en la cruz el sábado – porque aquel sábado era muy solemne – rogaron a Pilato que les quebraran las piernas y los retiraran.

Fueron, pues, los soldados y quebraron las piernas del primero y del otro crucificado con él. Pero al llegar a Jesús, como lo vieron ya muerto, no le quebraron las piernas, sino que uno de los soldados le atravesó el costado con una lanza y al instante salió sangre y agua.
El que lo vio lo atestigua y su testimonio es válido, y él sabe que dice la verdad, para que también vosotros creáis. Y todo esto sucedió para que se cumpliera la Escritura: “No se le quebrará hueso alguno”. Y también otra Escritura dice: “Mirarán al que traspasaron”. (Jn 19,30-37)

El dato que sí está

Lo segundo, es que descubramos en las imágenes religiosas el simbolismo que tienen, el cual quiere ser la epifanía de un misterio más profundo.

La Biblia es un libro al cual podemos acceder hoy personalmente, e incluso tener en casa varios ejemplares con traducciones distintas. Pero este es un lujo de nuestra cultura moderna. Hasta el siglo XV el común de la gente no podía acceder a la lectura personal. No era porque los curas no querían que esto ocurriera. El hecho que permitió el acceso masivo tampoco fue la traducción de Lutero de la Biblia al alemán. La difusión se debió a Gutenberg y el invento de la imprenta con tipos móviles: los costos se abarataron y las ediciones se hicieron populares.

Hasta ese momento, la Biblia se leía comunitariamente en la celebración de la Eucaristía (más allá de un puñado de privilegiados que podían pagar los códices para usarlos “en casa”)

Pero había otro tipo de lectura: la que se hacía a través del arte. La arquitectura, la escultura y la pintura estaban impregnadas del acontecimiento bíblico: todo detalle tenía un porqué, que se iluminaba desde la revelación.

Surge el problema: ¿dónde poner la herida de la lanza en una escultura? Una respuesta espontánea sería en el lado izquierdo, “porque es el lado del corazón”. Pero la tradición artística siguió otro camino: el lado derecho. ¿Decisión arbitraria? No. Simplemente recurrieron al texto del Antiguo Testamento que les transcribo a continuación. Pertenece al Profeta Ezequiel.

“Me llevó a la entrada del templo, y he aquí que debajo del umbral del templo salía agua, en dirección a oriente, porque la fachada del templo miraba hacia oriente. El agua bajaba de debajo del lado derecho del templo, al sur del altar. Luego me hizo salir por el pórtico septentrional y dar la vuelta por el exterior, hasta el pórtico exterior que miraba hacia oriente, y he aquí que el agua fluía del lado derecho.

El hombre salió hacia oriente con la cuerda que tenía en la mano, midió mil codos y me hizo atravesar el agua: me llegaba hasta los tobillos. Midió otros mil codos y me hizo atravesar el agua: me llegaba hasta las rodillas. Midió mil más y me hizo atravesar el agua: me llegaba hasta la cintura. Midió otros mil: era ya un torrente que no pude atravesar, porque el agua había crecido hasta hacerse un agua de pasar a nado, un torrente que no se podía atravesar. Entonces me dijo: “¿Has visto, hijo de hombre?”

Me condujo, y luego me hizo volver a la orilla del torrente. Y al volver vi que a la orilla del torrente había gran cantidad de árboles, a ambos lados. Me dijo: “Esta agua sale hacia la región oriental, baja a la Arabá, desemboca en el mar, en el agua hedionda, y el agua queda saneada. Por dondequiera que pase el torrente, todo ser viviente que en él se mueva vivirá. Los peces serán muy abundantes, porque allí donde penetra esta agua lo sanea todo, y la vida prospera en todas partes adonde llega el torrente. A sus orillas vendrán los pescadores; desde Engadí hasta Enegláin se tenderán redes. Los peces serán de la misma especie que los peces del mar Grande, y muy numerosos. Pero sus marismas y sus lagunas no serán saneadas, serán abandonadas a la sal. A orillas del torrente, a una y otra margen, crecerán toda clase de árboles frutales, cuyo follaje no se marchitará y cuyos frutos no se agotarán: producirán todos los meses frutos nuevos, porque esta agua viene del santuario. Sus frutos servirán de alimento, y sus hojas de medicina.” (Ez 47,1-12)

Los artistas comprendieron que el Templo de Jerusalén fue sustituido por el Cuerpo del Hijo de Dios. De ahí la analogía: si del costado derecho del templo salió el agua, entonces pongamos del lado derecho la herida de la cual brotó sangre y agua.

Todo esto va acompañado de una invitación: miremos las imágenes religiosas como iconos que nos hablan del misterio de Dios. No nos quedemos con la belleza de una obra de arte: no tiene sentido si no nos pone en comunión con el Altísimo y su obra en los hombres.

8 Comentarios

  1. Tuve una vision muy rapida,que por unas gradas corrian unas aguas cristalinas y que llegaban a una pequena laguna.Todo lo que pasa en mi vida,ya sea gozo,pruebas,fortaleza,etc ,la direccion la busco en mi Dios.

  2. No encontraba el artículo para dar mi respuesta a la pregunta: De qué lado del corazón clavaron la lanza a Jesús?
    Al fin encontré el artículo y tengo la respuesta!!!
    “Le clavaron la lanza en el lado Izquierdo del corazón a Jesús”- Fundamento: al ventrículo izquierdo del corazón, perteneciente al músculo Miocardio, llega la sangre purificada, esto sería con la sangre pura de Jesús limpiaría nuestros pecados! Y el músculo miocardio es el encargado de hacer latir al corazón. Como diría Einstein: Dios no jugó a los dados cuando nos creo!

  3. Es hermoso el río de agua viva que nace el costado de Jesus en su trono, se convierte en río, cae en cascada y forma Lagos ella te purifica y lava tu pecado, a los lados están los árboles dan vitalidad, sus hojas son medicina para las naciones.También pueden ver las visiones de la santa Ana Catalina Emerick de la flagelación de Cristo.

  4. ESTO ES PURA POESIA, HASTA IDOLATRIA. VER BUSCAR COSAS QUE NO SON, NOS SALVA LA FE RECONOCIENDO QUE JESUCRISTO DIOS SU VIDA POR NOSOTROS Y CON SU MUERTE SE LLEVÓ TODOS LOS PECADOS. ESA ES LA FE DE LA MENTE DEL CORAZÓN. ESA ES LA SALVACIÓN… LO DEMAS.. IDOLATRIA.

  5. Estimado, además de los anatemas que largaste… no dijiste nada fundado ni en la Palabra de Dios ni en la razón. Sería bueno que fundamentes lo que querés decir… porque no te entiendo el motivo por el cual vas desparramando, cual Sumo Sacerdote Caifás, condenas a diestra y siniestra. Así que espero tus razones… si las tienes.

  6. Si Ezequiel está describiendo un templo del que mana agua por su derecha quiere decir que Ezequiel está viendo frente a sí el templo y que el ve su costado derecho, pero desde el punto de vista del templo, es su izquierda. Ocurre lo mismo cuando vemos la TV, nuestra derecha es la izquierda de la TV.
    En ambos casos coincide que la herida se produjo en el costado izquierdo de Jesús.

  7. Creo que Es exelente la iluminacion de la palabra revelada. Estoy muy de acuerdo. Gracias, estaba buscando el lado por el que fue atravezado, y Es la mas completa respuesta que he visto.. Dios Lo Bendiga”

  8. Yo EMMANUEL bis,,os doy la razón en que a JESUS le atravesaron el costado izquierdo . mi razón es que los romanos expertos en guerras y en las partes del cuerpo sabrían donde se hallaba el corazón y si es así , el romano que se supone sea diestro , el lanzado iría a la izquierda de DIOS

Tu opinión nos interesa.

Ingrese su comentario
Entre su nombre aquí