¿Una estrategia para diluir los conflictos en beneficio de los poderosos? ¿Una propuesta desesperada cuando no hay propuestas superadoras? ¿El camino de los débiles?

Estas preguntas, entre otras, trataremos de abordar en nuestro Tupambaé de este martes. El punto de partida serán las palabras del Papa Benedicto XVI frente al tema Libio. El VIS las publicó así:

En los momentos de mayor tensión se hace más urgente la exigencia de recurrir a cualquier medio a disposición de la acción diplomática y de sostener hasta la más débil señal de apertura y de voluntad de reconciliación, entre todas las partes implicadas, para buscar soluciones pacíficas y duraderas.

En esta perspectiva, mientras elevo al Señor mi oración por un regreso a la concordia en Libia y en toda la región norteafricana, dirijo un fuerte llamamiento a los organismos internacionales y a cuantos tienen responsabilidades políticas y militares para la inmediata puesta en marcha de un diálogo que suspenda el uso de las armas.

Mi pensamiento se dirige, en fin, a las autoridades y a los ciudadanos de Oriente Medio donde, en los últimos días, han tenido lugar episodios de violencia, para que también allí se privilegie el camino del diálogo y de la reconciliación en la búsqueda de una convivencia justa y fraternal”.

Cuando la Iglesia plantea el dialogo… ¿forma parte de una estrategia contraria a su función de anuncio? ¿qué fundamentos bíblicos tiene para hacer semejante propuesta?

Este martes de 22.00 a 24.00 por FM Corazón (104.1 en Paraná) avanzaremos sobre el tema.

Podemos ir masticando la respuesta leyendo desde el punto 27 en adelante de la Carta Encíclica Ecclesiam suam de Pablo VI. También será interesante releer esta declaración del episcopado argentino a fines del 2001… antes de que el conflicto que casi destruye el país se desate.

 

Espacio de publicidad automática - No necesariamente estamos de acuerdo con el contenido
Artículo anteriorLa marihuana adelanta el desarrollo de la psicosis
Artículo siguienteEn torno al concepto de homofobia
Sacerdote. Párroco. Viejo bloguero que sigue utilizando las redes para evangelizar. En las buenas y en las malas... ¡hincha de River!