Día del párroco

429

El 4 de agosto se celebra el día del párroco. Es la conmemoración litúrgica de un santo sacerdote, San Juan María Vianney, más conocido como el Cura de Ars. Párroco es el sacerdote que está al frente de una Parroquia, como pastor haciendo las veces de Obispo en la misma. En mi caso personal, soy “Casi-párroco”, porque estoy al frente de una Cuasi-parroquia.

Hoy ha sido un día especial. En la mañana he podido leer y rezar. Y muchas cosas han venido a mi mente. Ayer me invitaron a responder unas preguntas sobre que es el sacerdocio desde un periódico católico de México. Y hoy, por Providencia, volví a escuchar Castillos en el Aire de Alberto Cortés. Fue una canción que me animó a ser un trabajador en la construcción de los castillos del aire (léase Reino de los Cielos) con la locura de Jesucristo.

Le pido al Señor serle fiel a ese primer Amor al que le he consagrado mi vida. Oren por mí, por todos los párrocos y por todos los sacerdotes. No somos más que “pobres tipos” que cometimos la locura de confiar en el Señor, y vivir de esa confianza.

1 Comentario

  1. Estimado P. Fabián, saludos desde México y felicidades a todos los que como usted son “imagenes de Nuestro Señor” (en palabras de san Juan Diego), que Nuestro Señor Jesucristo, les otorgue las gracias necesarias para mantenerse firmes y perseverantes en su ministerio; y que con la hermosa compañía y consuelo de Nuestra Santísima Madre María, tambien les pongan a su lado, personas que sean un escalon de apoyo en su ministerio. No se le olvide que el santo cura de Ars no empezó trabajando en una parroquia, ni en una cuasi-parroquia, sino que trabajo en la iglesia más alejada de la sociedad y que con el testimonio de su vida ministerial, la transformó no solo en una parroquia, sino en lugar de peregrinación para todo aquél que buscaba sinceramente al Señor…Luis Sánchez A.

  2. “Levántate, amada mia, y ven, hermosa mia. Porque ha pasado el invierno”. Ct. 2,10

  3. Estimada Pila, debo recordarte que para pasar el invierno, debemos “pasar Agosto”, incluida la “tormenta de Santa Rosa”

  4. Para el Amado del Alma no hay inviernos ni tormentas que no pueda vencer….si el Alma se deja amar….y si no, ella se lo pierde. sesasí jijiji

Tu opinión nos interesa.

Ingrese su comentario
Entre su nombre aquí