Despenalización del aborto

358

Quisiera compartir con ustedes este escrito que me hizo llegar Artemio García. Al final una opinión mía sobre un argumento usado en el texto.

Después de lo que parece una posición errática o ambigua de la Corte respecto al aborto no punible, con la intención o no de despenalizar o legalizar, que en mi opinión no se compadece de las normas constitucionales de protección del niño por nacer, recrudece la embestida por tener esta ley a cualquier precio. ¿O será  como el precio que se debe  pagar por otras atenciones o apoyaturas?

Y esta pregunta vale porque ahora se ha informado que, en los distintos proyectos presentados en la Cámara de Diputados de la Nación desde 2007 en adelante, se cita a legisladores de bancadas de todo el arco político presentando o apoyando la iniciativa; y sobre este hecho llama la atención  de que  no lo hayamos visto planteado en campaña política electoral alguna, que avale un mandato popular en esa línea.

También se informa que la Universidad de Entre Ríos (UNER), junto a otras 8 universidades, de las 126 universidades nacionales argentinas – públicas y privadas – que funcionan en el país, han adherido a esta campaña.

Pero, en mi opinión, ni un dictamen de la Corte Suprema de Justicia, ni el voto calificado universitario, pueden tener preponderancia frente al mandato popular explícito, que rige desde la Ley Sáenz Peña ni frente al mandato constitucional.

Tengo ante mí un folleto que he visto también en el área de Neonatología de una conocida Clínica, con ilustraciones y mensajes que dicen, respecto del embrión:

Primer día: Comienza la vida.

8vo. Día: el embrión ya se nutre con la sangre de la madre. De ella depende la vida futura del niño.

2 á 3 semanas: se esbozan los ojos, el cerebro, pulmones, estómago. El corazón empieza a funcionar.

6 á 8 semanas (dos meses): todos los órganos están completos, inclusive el cerebro. La cabeza está formada. El niño puede sentir cosquillas.

Bueno, a este niño por nacer, que puede ser el número siete mil millones uno, o el siete mil millones cien de la humanidad, y la esperanza de un mundo mejor, o la alegría de un grupo de personas, y que es un ser inocente de toda inocencia, e indefenso, parece ser que los que pueden imponer la voluntad del mayor número, quieren dar permiso legal para que, quien quiera, lo mate antes de nacer.

¡Y pensar que muchos de los que dicen estar dispuestos a votar esta ley oprobiosa e irrazonable, se escandalizan cuando alguien piensa en la pena de muerte para los criminales o abusadores de alta gama! Que matan y abusan de todos, reincidiendo cuantas veces se les antoja. Que cuentan con un ejército de defensores que exigen para sus defendidos cárceles limpias y confortables.

¿No los conmoverá el niño que en la Ecografía muestra su sexo o se chupa un dedito?

Es esperable que, en el último minuto, salgan en su defensa las mujeres legisladoras. Las mujeres, insustituibles sostenedoras del niño por nacer y ser fundamental en la sucesión ininterrumpida de la vida.

Ahora se sabe que el proyecto en estudio habilita esta – para mí – detestable práctica hasta cumplida la 12ava. ”semana del `proceso gestacional´”; es decir, hasta ya corriendo el tercer mes de embarazo, y repito la pregunta a los impulsores, ¿ habrán tenido noticias o acceso a una Ecografía tomada en ese término? Y de cómo se ve la imagen del niño protagonista.

Según el Diccionario Visual del Cuerpo Humano -Tomo I – sobre el desarrollo del bebé dice:

Embrión 5 semanas: Oído rudimentario; Ojo rudimentario; Boca rudimentaria; Esbozo de cola; Esbozo de pierna; Vértebra rudimentaria; Hígado rudimentario; Esbozo de brazo y Protuberancia de corazón.

Segundo mes: Todos los órganos internos se han desarrollado en este estadio.

Tercer mes: El feto  está completamente formado,  y ahora comienza un período de rápido crecimiento. Es decir señores legisladores, esto es, en el correr de la 12ava semana desde la gestación.

Pero, por otra parte, ¿cómo soslayar el Artículo 75 inc.23 de la Constitución Nacional que tutela los “derechos humanos, en particular respecto de los niños, las mujeres, etc., y se obliga a dictar un régimen de seguridad social especial e integral de protección del niño en situación de desamparo, desde el embarazo hasta la finalización del período de enseñanza elemental”.

Está claro que cuando se refiere a los derechos humanos del niño desde el embarazo, es porque considera persona humana sujeto de derecho al feto, desde su formación, y no puede sino interpretarse que ESE NIÑO es el hijo por nacer, que queda tutelado por la Constitución Nacional, desde su gestación o concepción, o preñez de la hembra de la especie humana, o sea, de la mujer.

Esto es tan contundente como para ridiculizar la apuesta de algunos intelectuales del exterminio, que pretenden negarle la calidad de persona a ese feto tutelado.

Esta tutela constitucional quedó ratificada en la Constitución de Entre Ríos, en la  reforma de 2008, Artículos 5 y 7. Del mismo modo, por los Artículos 16 y 20, extiende la cobertura a la mujer embarazada, que no puede entenderse de otra manera que no sea el  reconocimiento a su condición de  portadora del hijo por nacer.

Es decir, si no hay sujeto feto desde la concepción no hay sujeto embarazada, y los Artículos 16 y 20 carecerían de sentido.

Se ha dicho por ahí que más de 700 mujeres mueren al año por abortos mal practicados y que, además, según cifras oficiales, se producen, voluntariamente, alrededor de 500.000 interrupciones de embarazo por año.

Sobre el primer dato, algunos dicen que no hay ninguna estadística seria como para dar crédito a esa afirmación, sobre todo si, como se afirma, la mayoría son clandestinos. Y si esto fuera así, ¿quién y cómo lo contabiliza?

Lo que sí asusta es la segunda cifra largada a los medios, de 500.000 niños literalmente matados voluntariamente por año. ¡Y eso que está prohibido! Esto sí que da escalofríos si se piensa en los 30.000 desaparecidos denunciados por los organismos de derechos humanos, atribuidos a la dictadura de los 7 años de plomo que sufrió el país.

Considero sinceramente que es una pena que esos organismos tan reconocidos, no aparezcan haciendo un escándalo por el exterminio de tres millones y medio de niños, que, según los cálculos oficiales, se inmolarían en el mismo período de siete años.

 Artemio García

Autor del ensayo “El Inderecho”

DNI 5800332

El último argumento habla sobre 500.000 niños abortados al año. Eso es totalmente falso, como ya probara en este artículo. La realidad del aborto es ínfima en términos estadísticos. Pero, por más que sea ínfima, cada abortado es una persona: sujeto a derechos humanos… sobre todo al primero, el derecho a la vida.

3 Comentarios

  1. Padre ésta nota es muy acertada y explícita para valorar la vida desde la concepción, pero mientras se discute si la ley sí o no quiero decirle que ví con mucha tristeza los afiches que se exponen en la escalera del Hospital materno infantil San Roque, soy voluntaria en el lugar pude observar como a pesar de no existir la ley hay afiches que asesoran a las mujeres embarazadas de como realizar un aborto medicamentoso ( práctica que no sabía se realiza normalmente), cuales son los pasos a seguir y como saber si el aborto ha sido completo o no y cuando recurrir a la consulta segun los síntomas que se presenten. Esto me tomó de sorpresa puesto que éstos afiches están provistos por la secretaría de salud y a mí me parece que con ésto el aborto ya está legalizado sea cual fuere el método utilizado y lo que más me molestó es encontrarlos en la escalera que va a maternidad, que ironía no? en el mismo lugar donde se recibe la vida también se la destruye. saludos Padre Fabián

  2. Yo nacì el once de junio del 81. Contando tengo 32 años de edad hasta junio del año pasado. Sumando los meses que hay desde ese momento al dìa de hoy son 32 años con ocho meses, si no me equivoco. Pero mi existencia empieza nueve meses antes de aquel once de junio del 81. Por lo tanto, mi vida va màs allà de mi edad. Y si hilamos más fino, si decimos que Dios nos creo y que fuimos pensados por Èl desde el principio, entonces ya estuve por lo menos en el plan de Dios desde la eternidad. Por què habría que interrumpir ese plan de Dios. Acaso somos más que Él?

  3. Encontré una canción muy atinada. Es de rock metalero. Se ajusta a la vida que está por venir y a la denuncia frente a los ojos necios que no ven. Es de la Renga

    http://www.youtube.com/watch?v=-r59HPyCFwk

Tu opinión nos interesa.

Ingrese su comentario
Entre su nombre aquí