Concurso de asado con cuero y otras “yerbas” arquidiocesanas

461

Este fin de semana se realizó en la ciudad de Viale la Fiesta provincial del Asado con Cuero. En ese marco hubo un concurso nacional de asadores. (Las fotos que les comparto las tomé del Facebok del P. Alfredo Nicola.)

Integrantes del Moviminento de Juventudes Cristianas “De Posta” de la Arquidiócesis armaron un equipo de asadores para participar:

El equipo, llamado “Nuestra Señora de la Posta”, estaba capitaneado por Cachito Barzanti de Hasenkamp. Actuaron como sus ayudantes: José Verón de Paraná; Padre Alfredo Nicola de Oro Verde; Franco Fosatti de Viale; Javier Faes de María Grande; José Luis Gerner de Crespo; Uriel Sanchez de Viale y Alicia Amado de Viale.

Este es el Capitán Barsanti en plena faena:

Y este es el telúrico ranchito que armaron para cocinar.

Desde aquí los felicito por la participación en tan sabroso acontecimiento. Creo que es muy significativo el lema que se pusieron: “los pueblos hermanados en Cristo y unidos por la tradición”. Creo que es una manera bien concreta de evangelizar como testigos creíbles de un evangelio que es capaz de tocar la vida y hacer que pongamos lo mejor de nosotros, no solamente como personas sino como comunidad. Porque esto es lo que estamos necesitando: que crezcamos cada vez más como miembros del “nosotros” eclesial.

La otra “yerba” arquidiocesana

El mísmo día y a la misma hora en que los asadores De Posta se lucían, la Arquidiócesis de Paraná clausuraba el Año de la Fe en un acto en el Parque Urquiza. (La foto es de Emanuel Varrone y está tomada del sitio de Facebook del Arzobispado de Paraná).

Fue una fiesta muy linda, muy familiar… muy “íntima” diríamos. De mi parte me encontré con mucha gente de las distintas comunidades parroquiales en las cuales he estado. Pero había también muchas caras ausentes. De gentes y de movimientos e instituciones… algunos porque no se sintieron convocados y otros porque realizaron actividades en paralelo en otros lugares. Un signo del “nos – otros” que estamos viviendo.

La evaluación del acontecimiento puede ser doble.

  1. Por una, si se pretendía reunir al Pueblo de Dios en su conjunto entonces fue un verdadero fracaso pues no se pasó de los 5.000 concurrentes.
  2. Pero, junto a esto, constaté que los participantes en su mayoría eran gente que trabajaba en las distintas acciones eclesiales: catequistas, cáritas, liturgia, dirigentes de instituciones laicales… Es decir, eran más de 4.000 agentes de pastoral los congregados. En términos políticos se puede decir que son parte de una “minoría intensa”. Lo cual es algo muy positivo porque es una fuerza muy importante para transformar la realidad entrerriana desde la evangelización.

La pregunta que me deja: ¿cuál de las dos realidades es la que debemos considerar verdadera? Yo no me animo a afirmar nada en este momento. Y ustedes… ¿qué opinan?

3 Comentarios

  1. Lo que me gustó mucho fue cómo se organizaron los de “Infancia y adolescencia misionara”, que fueron todos juntos (en conjunto de todas las comunidades), la verdad a mi no se me habría ocurrido pero para una próxima convocatoria, me gustaría poder incentivar esto mismo en ACA, Scouts, Mallin, etc.
    De a poco y en oración iremos creciendo 🙂

  2. Lo que se vivió el domingo en la clausura del año de la fe, ha sido la cruda y triste realidad de lo que esta sucediendo hoy en nuestra Diócesis. Yo (opinión totalmente subjetiva y con fundamentos) podría afirmar y afianzarme a la realidad que usted propone como “fracaso”, en una diócesis que esta transitando por un momento de crisis, donde los laicos todavía no nos hemos dado por aludidos en nuestra tarea. Todos sabemos que el 100 % de los pastores no estaban presentes, y no todos han respondido al llamado de nuestro pastor Obispo, a cerrar en Diócesis este año tan importante como lo fue el Año de la Fe. Es triste ver una diócesis dividida, es triste ver la falta de compromiso del laico, es triste ver en una diócesis donde hay aproximadamente 50 parroquias, ver una foto desde lo alto donde apenas se llena una porción de el predio del monumento a Urquiza. Son momentos de reflexionar como estamos haciendo las cosas, tomarnos las manos, orar, unirnos, y salir al “encuentro” del hermano, ,las palabras de nuestro Papa son muy claras, donde Dios se hace presente a gritos de esperanza.
    Es hora de pedir perdón, mirar hacia adelante, y trabajar para y por Cristo !

  3. Rodolfo a mi parecer y desde mi punto de vista no veo a nuestra Diócesis en Crisis, la veo pelando.. luchando y caminando… y esto lo veo reflejado en mas de 500 jóvenes q participaron de la JMJ, en las 400 militantes de la ACA reunidos en Crespo, en mas de 300 niños y adolescentes de la IAM, en los distintos eventos del Grupo Scout, vi a un grupo del Clero Joven misionando en la ROU, y asii puedo seguir.. este ha sido un año difícil.. si seguro q si.. donde nos han tocado sobrellevar diferentes tormentas y todavía nos falta salir de otras… es verdad q falta un compromiso de los laicos pero como dijo el Papa Francisco el cambio empieza x vos y por mi.. entonces seamos promotores de ese cambio y no nos estanquemos en las cosas negativas o que no colmaron nuestras expectativas.

Tu opinión nos interesa.

Ingrese su comentario
Entre su nombre aquí