A propósito de un comentario dejado en la entrada sobre la despenalización del aborto, Mónica recomendó ver este video. Se los comparto a todos (en otra versión completa).

Sabía que existía por comentarios de un amigo pero nunca lo había visto. Es una maravilla que resalta la dignidad de la persona humana, de toda persona humana. Y, sobre todo, el autoconvencimiento de que soy digno, mi vida vale la pena vivir y que puedo aportar desde mis limitaciones.

Espacio de publicidad automática - No necesariamente estamos de acuerdo con el contenido
Artículo anteriorLa Corte se pronunciaría mañana sobre el aborto
Artículo siguienteFactores biológicos y cerebrales de la homosexualidad
Sacerdote. Párroco. Viejo bloguero que sigue utilizando las redes para evangelizar. En las buenas y en las malas... ¡hincha de River!