Campamento de verano 2012

722

Del grupo Scout Juan Pablo II. Les comparto algunas fotos. También tengo filmado más de una hora de video, pero ya iré editando y subiendo más adelante. Por ahora esto.

Primero, una instantánea de todo el grupo. Se la robé a Leo desde el Face.

Esta también es robada y están todos los dirigentes que participaron, menos la Meli que se tuvo que volver a Paraná la segunda noche por problemas de salud.

Meli es la que está de espaldas en esta foto. Destaco del resto una característica muy linda de este grupo Scout: las actividades en familia. Había cuatro matrimonios participando. Dos como dirigentes ambos y los otros dos, uno dirigente y el otro cocinero. A causa de esto que tuvimos a dos bebés y cuatro gurises menores de cinco años que nos alegraron la jornada. Además nos acompañaron otras dos cocineras.

Las compras de mercadería la hacíamos en Río Ceballos, a unos seis kilómetros del campamento.

La comida fue muy buena y abundante. Y, como vemos en la fuente de arroz, se comía también con muchas ganas.

Claro que algún lobato no comía. Pero había una dirigente que no comía las arvejas. No doy nombre ni rostros, pero pueden notar que tiene un anillo de matrimonio…

La zona está de emergencia hídrica así que el “río” tenía no más de medio metro de ancho. Eso sí, una cascada preciosa y una olla profunda donde disfrutar los grandes. Para los más peques otra ollita más segura.

Mi auto siempre da la nota en los viajes. De ida muy bien. Al llegar, luego de descargar mis bolsos en la habitación, una mesa de piedra se obstinó en ponerse delante de mi camino. Mi auto no es de achicarse frente a taan grande atrevimiento así que la destrozó. En la foto pueden ver la chapa hundida y, al fondo, la piedra en el piso. No pueden ver el arreglo que le hice luego… el sábado a la siesta cuando salimos al dique de paseo y yo tenía cada rueda delantera apuntando a un lugar distinto… Pero, más allá de todo, me llevó y me trajo sin ningún problema: se la banca a lo grande.

Esta es la cartelera. A la izquierda pueden ver la parrilla con las actividades de cada día: todo estaba previsto… aunque algunas cosas no se hicieron o modificaron (ente esas las charlas que había preparado yo el caluroso último día del año pasado…).

Los Caminantes hicieron una etapa de formación que se llama raid. Salieron en parejas al mediodía y volvieron al día siguiente. Meditaron sobre la vida y subsistieron a la intemperie. Los varones sin novedad. Las dos parejas de chicas, una no llegó al descanso de la noche sino que paró mucho antes del lugar señalado: como consecuencia cuatro dirigentes recorriendo la montaña a los gritos durante dos horas hasta que las localizaron. Las otras se levantaron tarde (dormilonas) y llegaron casi cerca del mediodía: al verlas los cuatro dirigentes suspiraron tranquilos porque se veían corriendo por la montaña de nuevo…

 La sierra que ven al fondo le dicen “de la cruz”. Allí celebramos Misa con los Robert y los Caminantes el martes a la nochecita… luego de una larga travesía que prometí no hacer nunca más.

Durante el camino leímos algunos pasajes bíblicos relacionados con los montes y, al llegar, otros con los altares. En base a eso hicimos este altar de doce piedras dónde celebramos la Eucaristía.

 

A los dirigentes de la manada se les ocurrió subir a celebrar la Misa en el mismo lugar que los mayores. Yo intenté disuadirlo pensando en el bien de los niños frente a tan gran esfuerzo. Pero esas mentes obcecadas no se convencieron: rompí mi promesa de no volver a subir. En la foto pueden ver, en primer plano una de las cruces. Resalté con una estrella el lugar dónde acampábamos.

En esta foto resumo todos los juegos y enseñanzas compartidas durante estos días.

En verdad, un gozo haber compartido estos días con el Grupo Juan Pablo II. Fue el campamento de sus diez años de vida y la primera vez que salen de la provincia. Creo que con un saldo muy positivo en crecimiento, con sus errores y aciertos, pero con muchísimo espíritu scout.

 

1 Comentario

  1. La verdad que el balance fue muy positivo y en particular para los chicos , gracias por compartir con nosotros esta gran aventura .

  2. Padre Fabián! Gracias por tan bellos comentarios…
    Me gusta saber que ha vivido una linda experiencia junto a los chicos del grupo Juan Pablo II, y que pueda ser testigo de que aún hay personas que siembran en los corazones de tantos chicos para construir algo mejor…

Tu opinión nos interesa.

Ingrese su comentario
Entre su nombre aquí