Aprender a discernir la realidad

65

Aprender a discernir la realidad. Lo “viejo” es lo dado, la Palabra revelada en Jesús que no pasa de moda. Lo “nuevo” es la realidad, las circunstancias cotidianas que cambian con el tiempo.

El Evangelio de Hoy según Mateo (13,47-53)

Jesús dijo a la multitud: ” El Reino de los Cielos se parece también a una red que se echa al mar y recoge toda clase de peces. Cuando está llena, los pescadores la sacan a la orilla y, sentándose, recogen lo bueno en canastas y tiran lo que no sirve.

Así sucederá al fin del mundo: vendrán los ángeles y separarán a los malos de entre los justos, para arrojarlos en el horno ardiente. Allí habrá llanto y rechinar de dientes.

¿Comprendieron todo esto?”.

“Sí”, le respondieron.

Entonces agregó: “Todo escriba convertido en discípulo del Reino de los Cielos se parece a un dueño de casa que saca de sus reservas lo nuevo y lo viejo”.

Cuando Jesús terminó estas parábolas se alejó de allí.

 

Una meditación en video sobre Aprender a discernir la realidad

 

Tu opinión nos interesa.

Ingrese su comentario
Entre su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.