Amor desinteresado

329

La utopía del amor desinteresado viene de que organizamos nuestra sociedad desde el intercambio de bienes. Cuando somos interesados nuestro corazón se seca y somos incapaces de amar.

Meditación del Evangelio de Hoy: Lucas 14,12-14

Jesús dijo al que lo había invitado: “Cuando des un almuerzo o una cena, no invites a tus amigos, ni a tus hermanos, ni a tus parientes, ni a los vecinos ricos, no sea que ellos te inviten a su vez, y así tengas tu recompensa. Al contrario, cuando des un banquete, invita a los pobres, a los lisiados, a los paralíticos, a los ciegos. ¡Feliz de ti, porque ellos no tienen cómo retribuirte, y así tendrás tu recompensa en la resurrección de los justos!”.

Una reflexión en video sobre el amor desinteresado

 

Tu opinión nos interesa.

Ingrese su comentario
Entre su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.