A propósito del «matrimonio» que se está discutiendo en el Congreso argentino, les recomiendo la nota de Osvaldo Bodean: «Al pan, pan y al vino… ¡jugo!!!» A la profundidad de sus palabras, con la cual nos tiene acostumbrados, le suma una fina ironía para describir el presente y vislumbrar el futuro. ¡Imperdible! Es columnista en el sitio El Entreríos.com.

La ilustración acompaña el escrito (espero que no tenga copyright). El adjetivo que acompaña al libro que la niña lee dice mucho de lo que se pretende desde ciertas relecturas de la Palabra.

Espacio de publicidad automática - No necesariamente estamos de acuerdo con el contenido
Artículo anteriorEl celibato no es intocable
Artículo siguienteMujeres autoconvocadas: fundamentos científicos
Sacerdote. Párroco. Viejo bloguero que sigue utilizando las redes para evangelizar. En las buenas y en las malas... ¡hincha de River!